LAS  VELAS Y SUS USOS

       

INTRODUCCIÓN. En muchos seminarios y cursos así como en consultas se me pregunta  sobre las velas y sus significados  o que colores o días se encienden para dar respuesta a estas dudas   les ayudara este articulo

 La Magia de las velas no es una novedad, existe desde hace muchos siglos, ¡ milenios¡. Lo que se practicó primero con antorchas y lámparas de aceite, se practica ahora con velas y cirios.

         Candelas, velas, cirios, son los descendientes de la lámpara de aceite o de manteca, aún usados en Oriente para los ritos mágicos y religiosos.

          Toda magia que realiza la llamada a la `` ofrenda del fuego ´´ es una magia de fe, de devoción. Es una ofrenda de energía pura.

          La Magia en sí, es una ciencia de aplicación, la Magia es el estudio y la práctica del mantenimiento de las fuerzas secretas de la Naturaleza. Su base fundamental, es el ser humano.

         Con toda seguridad podemos afirmar que la Magia descansa sobre el principio de la evolución universal: del Cosmos, extendiéndose a todos los planos de la naturaleza: mineral, vegetal, animal y espiritual.

         La Magia enseña a dirigir el pensamiento y a utilizar en los momentos propicios para una evolución armónica. Existen en nosotros, como en el Cosmos, fuerzas que influyen en los seres y en las cosas.

        La técnica de la Magia, consiste en utilizar estas fuerzas para un objetivo determinado, que poniéndola en práctica con las recomendaciones y técnicas explicadas en este artículo, conjuntamente con las velas en su sencilla y sublime aplicación, podrá contribuir en dirigirla hacia la realidad de sus ilusiones.

        En sí, a modo de gran resumen, podríamos decir que la Magia es el arte de hacer posible aquello que no lo parece.

 

 

        VELAS Y ORACIÓN. Sea cual sea el soporte, vela o lámpara, la llama es representativa de la vida, del alma, del espíritu, de todo lo que pueda elevarse espontáneamente.

        Su soporte (vela o lámpara de aceite ) es representativo del conocimiento (fuente de luz ), de la oración (rezos ), la vela ayuda a la elevación hacia la Divinidad  de la petición formulada en la oración.

        En la oración interviene el pensamiento ( lo mental ) y la voz.

        La voz es el cuerpo de nuestro espíritu, de nuestro deseo mental. Por ello es importante que la oración sea pronunciada con firmeza, concentración y sublimidad.

        La oración es la petición en toda su expansión, y la energía que desprende la llama de la vela se impregna de la emanación vocal, y se unen polarizando nuestros deseos.

 

 

       CONDICIONAMIENTO MENTAL PARA EL BUEN USO DE LA MAGIA. La disposición mental es imprescindible en cualquier ritual que vayamos a efectuar. Es necesario permitir la extensión de la conciencia a través de una técnica sencilla de concentración de nuestras fuerzas internas.

        El hecho de que un problema o dificultad exista, significa que el deseo de solucionarlo nace al mismo tiempo que dicha dificultad surge, y es ahí precisamente donde reside la palanca de transformación de lo negativo en positivo.

 

 

       Esta voluntad de cambiar la situación, de ``  barrer ´´ las situaciones punibles, implican el `` poder ´´ de resolverlas.

 

        ¿ Donde está este poder?. . . En usted.

        Sean cuales sean el números de problemas, es importante actuar con el pensamiento únicamente sobre un objetivo a la vez , y no mezclar varios problemas durante el mismo ritual.

        Concentre toda la energía en la realización del ritual, la imagen de su objetivo debe ser clara y nítida en el pensamiento, alimentará esta imagen a través de sus emociones, es decir, experimente dentro de usted la vida de esa realización pensando y sintiendo que usted está vivo y que aprecia la vida en todo su ser.

       Este trabajo es indispensable realizarlo unos 5 minutos antes del ritual. Después durante el ritual se pide a través de la oración para que dicha formación mental adquiera la realidad objetiva.

 

 

      PREPARACIÓN DEL MATERIAL A USAR EN LOS RITUALES. Antes de situar una vela en el altar, debe pasar por un proceso operativo que va a transformar este objeto profano en un objeto sagrado.

      La magia de velas, pese a su sencillez, no es prender la mecha y ya está, precisa pues de una ceremonialidad, ya que de ello depende parte del éxito de las operaciones ritual izadas

      Una vez efectuado este proceso, la vela y los materiales que acompañan al ritual dejan de ser un producto de fábrica para ser un utensilio propio dedicado a obras mágicas.

       Sin entrar en consideraciones alquímicas, vamos a ver uno de los pasos a seguir, posiblemente el más básico, para trabajar correctamente con las velas.

       Se trata de que el operador prepare un exorcismo de los productos con los que trabajará. El término exorcismo, aunque se ha asimilado a la extinción de entidades diabólicas o infernales, realmente quiere decir limpieza de energías negativas.

       Para realizar el exorcismo se prepara en un incensario un carbón que encenderemos  con una cerilla de madera; previamente se la puede rociar con un poco de alcohol para que su combustión sea más rápida.

        Una vez que el carbón esté al rojo vivo, le añadimos incienso de sándalo, ya que este aroma nos servirá para purificar.

 

        Realizada la operación anterior recitaremos por tres veces:

 

        ADJUTORIUM NOSTRUM IN DOMINE DEMIURGI QUI FECIT CAELUM ET TERRAM.

 

        EXORCISMO TE, ( aquí nombrar el objeto: vela, carillas, carbón, incienso y utensilios, por ejemplo: Exorciso te vela. . . ) PER DEUM, PER IGNEM, PER AQUAM, PER AEREM, PER TERRAM, UT PURITATEM SIT IN TE.

 

       A continuación se pasará la vela o material siete veces por el humo del incienso de Sándalo. Acto seguido se consagra la vela o material diciendo lo siguiente:

 

        CONSECRO TE ( nombre del objeto ), AD DEMIURGUM, CONSECRO E ( nombre de nuevo), AD MAGIAM, CONSECRO TE UTILITATEN MEAM SOLUM. AMEN..

 

Una vez realizada la consagración se pasará de nuevo siete veces el material por el quemador de incienso.

 

        LA VELA EN MAGIA. La vela, con su llama simboliza un elemento del rito: planeta, signo zodiacal, oficiante, peticionario, dominio, acción. . .

       La vela en el dominio de esta magia, puede ser cualquiera de estas cosas citadas. Por lo tanto el uso de los colores en las velas tiene un papel importante y determinante en cualquier ritual, ya que se relaciona con otros aspectos de la magia en que los colores son determinantes para la obtención  de unos resultados concretos.

         Es precioso significar que en ciertos rituales colectivos, pertenecientes a sociedades secretas, un cirio o una vela situado en un lugar particular, simboliza la presencia de los maestros del pasado; mientras que en otro tipo de ritos, una vela negra representa las fuerzas negativas a expulsar de la Tierra.

         La magia popular no ha conocido en otros tiempos las velas coloreadas actuales, pero sí, candelarias a base de grasa animal y otros ingredientes simbólicos. Estas candelarias, eran coloreadas con los ingredientes vegetales o animales que se mezclaban con la cera.

        Hoy en día, tenemos la ventaja de poder elegir la vela adecuada dentro de una gran gama de colores, cosa que facilita la labor, y nos asegura un mejor y perfecto funcionamiento del ritual que vamos a realizar. Los rituales de la magia de las velas son fáciles de aplicar y dan buenos resultados. Son pues, un buen medio de resolver problemas personales muy concretos. También el oficiante u operador puede hacer uso de dicha magia para otras personas que le soliciten sus servicios. Pero no hay que olvidar, como en todas las magias simples, que la pureza de las intenciones del oficiante o peticionario es esencial para el resultado.

 

       LOS DIFERENTES TIPOS DE VELA PARA RITUAL. A fin de que el lector se familiarice con el material que deberá usar para sus prácticas y trabajos mágicos, detallamos seguidamente el uso más recomendable para los diferentes tipos de velas:

 

* Las velas de altar o velas evocatorias.

*Las velas personales.

*Las velas testigo.

*Las velas planetarias.

 

         Las velas de altar, conocidas también como velas evocatorias o velas divinas, simbolizan la potencia Divina. Las velas de altar, deben ser velones: uno negro y uno blanco.

         Representan;

La presencia Divina, independientemente de creencias o filosofías religiosas.

La de una divinidad en particular a la cual son consagradas .

La potencia y la ley cósmica.

 

       Las velas personales, son elegidas de acuerdo con el signo zodiacal del peticionario o de la persona a quien va destinado el ritual. Si la petición es por ejemplo, de orden saturnina, serán del color correspondientes al planeta Saturno.

         Las velas personales también pueden ser elegidas en armonía con un signo zodiacal en relación a la petición. Pueden por otra parte, ser elegidas en función de analogías no astrológicas entre su color y el objetivo perseguido, en este caso intervienen las velas planetarias.

          Las velas personales son representativas de fuerzas del mundo astral o terrestre, pueden representar un personaje: un juez, el hijo/ a , la pareja.

 

        Las velas testigo, son velas que representan a quién va dirigido el ritual, en estas velas se incorporan los testigos áuricos.

       Deberemos entender como testigos áuricos aquellos que se introducen en el centro de la vela. Estos testigos áuricos pueden ser cualquier objeto personal, como por ejemplo, una prenda, unos cabellos, etc.

          Seguidamente, aunque cada mago o maga usa los diferentes testigos naturales en función de sus creencias o preferencias basadas en resultados, resaltamos los siguientes:

Sangre, en el caso de utilizar este elemento natural hay que tener presente que su utilización dentro de la vela, o sea el tiempo máximo expuesto al aire libre, no puede superar las 24 horas.

Saliva, en el caso de utilizar este otro elemento natural, el tiempo tampoco puede ser superior a 24 horas.

Transpiración, deberemos obtenerla preferentemente de axila o frente. Como en los casos anteriores hay que limitar el tiempo a 24 horas.

Orina, debe usarse con mucha moderación y sólo para casos muy especiales. También con un tiempo límite, no superior a 24 horas.

Pieles o descamaciones, preferiblemente de las extremidades. En este caso el tiempo al aire libre puede llegar a 6 meses.

Uñas, preferiblemente de las manos. También son un elemento que puede perpetuarse a lo largo de 6 meses.

Cabellos y pelos, preferiblemente servirán aquellos que contengan la raíz y podrán usarse hasta 6 meses.

Efecto personal o imagen, entendiendo como tal desde una fotografía reciente, hasta un documento en el que se encuentre su firma, una tarjeta de visita, de crédito, o incluso algún folio  u hoja que contenga notas escritas por la persona.        Si no se dispone de testigo áurico, entonces se grabará el nombre completo de la persona sobre la vela desde la mecha hasta la base de la vela. También se puede añadir el símbolo de su signo zodiacal y el de su ascendente si se conoce.

         Si se trata de un grupo, en este caso el testigo deberá ser algo propio de dicho conjunto de personas como;

        El logotipo de una empresa o asociación.

        Una copia de los estatutos.

        El anuncio legal notificando la creación de la asociación  o de la empresa, o simplemente su fotocopia.

 

           COMO FIJAR EL TESTIGO A LA VELA. La técnica más eficaz es la de introducir en el centro de la vela parte de los testigos áuricos. Para ello vaciaremos de cera el centro de la vela testigo hasta llegar a la mecha.

       Una vez extraída la cera ponemos una pequeña cantidad de testigos áuricos y cerramos de nuevo con otra vela testigo, dejando gotear en el agujero hecho previamente. En el caso de una fotografía o tarjeta de visita, no vaciaremos la cera, sino que, ataremos con hilo la fotografía con la cara mirando hacia la cera, lo haremos en el centro de la vela. Ligaremos dicha fotografía con el hilo, pero realizando tres nudos, pensando en cada nudo que nuestro objetivo se va a realizar.

 

       LAS VELAS PLANETARIAS. Son aquella que representan las cualidades de cada planeta. Incluimos la siguiente tabla de relación entre el color y el planeta astro:

                              SOL...........................amarillo o naranja.

                              LUNA............................blanco o plateado.

                              MARTE..............................rojo.

                              MERCURIO..............................lila o morado.

                              JÚPITER.................................azul fuerte.

                              VENUS...............................verde fuerte.

                              SATURNO.............................negro.

        Sabemos que los colores representan la cualidad del planeta, por lo tanto vamos a ver su influencia cuando usamos el color en los rituales.

Amarillo/ naranja, actúa sobre el sistema sanguíneo y pulmonar, activa las situaciones apáticas, sean de salud o por circunstancias contrarias, activa los juicios demasiado largos y aumenta las energías en las peticiones.

Blanco/ plateado, para curaciones, apaciguar y calmar, ayuda espiritual, para dar luz a una situación, actúa sobre el sistema estomacal, para limpiar energías negativas como los celos, envidias, traiciones, calma el espíritu y reconforta el alma.

Rojo, actúa sobre los órganos de la cabeza y genitales; da fuerza a todo tipo de proyectos comerciales o de trabajo, incrementa las pasiones y las activa.

Lila o morado, actúa sobre el sistema gástrico y los intestinos, es excelente para activar la inteligencia y la memoria, también da fuerza a los alumnos perezosos, por otra parte es eficaz para hacer entrar en razón a las personas obsesionadas.

Azul, actúa sobre el sistema muscular, fibro- ligamentoso y la circulación sanguínea, ayuda en las situaciones conflictivas familiares de todo tipo, unifica las amistades en conflicto.

Verde, actúa sobre el sistema glandular y riñones, es ideal para los asuntos de amor afectivo de pareja, potencia las situaciones sentimentales y las refuerza, también es bueno para acercar a la pareja en caso de alejamiento afectivo y de infidelidad.

Negro, actúa sobre el sistema óseo, limpia las situaciones negativas, aplaca a personas rebeldes y situaciones agitadas.

 

ASPECTOS RELEVANTES EN LOS RITUALES. Aparentemente, la magia, es algo que funciona siempre, de hecho los magos consideran cada vez más que no es cierto aquello de que sólo hay unas noches determinadamente mágicas a lo largo del año, puesto que cada día, cada noche y cada momento, puede ser verdaderamente mágico.

 

Ahora bien, realizada esta matización, es importante señalar que a fin de mantener un orden, y a fin de aprovechar mejor los efluvios- ya sean magnéticos o energéticos del planeta, los astros y el entorno-, es conveniente que en función de la divinidad y el tono empleado, cada ritual comience en armonía con ese aspecto.

 

Por todo ello, cada ritual debe iniciarse en el día de la semana tradicionalmente atribuido al aspecto de la divinidad, del cual depende la solución del problema. A continuación y para que el lector pueda trabajar como es debido, le indicamos los siguientes días armónicos para los rituales, así como la influencia que ejercen.

 

Domingo, un buen día para la puesta en marcha de la fuerza solar, aprovechando la energía de nuestro astro rey. El domingo está especialmente indicado para peticiones de gracia espiritual, de protección, de gloria, de éxito, de riquezas, de prosperidad y de curación.

 

Lunes, este es el día de la Luna, ideal para comenzar a trabajar con la búsqueda de soluciones para problemas del hogar, hijos padres, parientes, nacimientos y defunciones .en este último caso, se refiere a la ayuda que se puede aportar a las personas afligidas por una defunción.

 

Martes, el día de Marte es el dios de la guerra en muchas culturas. Días para poner en marcha y activar la denominada `` fuerza marciana ´´, es decir, para peticiones de fuerza en la lucha de la vida, tales como alcanzar proyectos, lograr ascensos o mejorar, o incluso solucionar problemas con enemigos; también es un buen día para potenciar futuras competiciones deportivas, así como solucionar problemas donde exista una lucha por algo.

 

Miércoles, hablamos del día de Mercurio, que mágicamente hablando nos rige el intelecto, el comercio, los intercambios comerciales y los viajes. También es positivo comenzar rituales para potenciar exámenes, concursos, para prosperidad en las iniciativas relacionadas con los negocios y para atraer la suerte.

 

Jueves, para activar la puesta en marcha  de las fuerzas jupiterianas, o lo que es lo mismo los efluvios de uno de los grandes dioses de la antigüedad.

Buen día para comparecer ante los jueces, para aclarar todo tipo de juicios, promociones sociales financieras, contactos con banqueros, para obtener éxito en las actividades profesionales, e incluso para encontrar trabajo.

 

Viernes, el día de Venus, de lo sensual, lo bello y lo armónico. Se deberán realizar los rituales que estén vinculados con los sentimientos, la amistad, el amor, las relaciones amorosas eróticas, la afectividad y los placeres de la vida.

En otro aspecto menos amatorio también es un buen día para lograr el éxito en las artes y para beneficiar una vivienda.

 

Sábado, es un día ideal para la puesta en marcha de las fuerzas saturninas, para expulsar las energías negativas, la mala suerte, situaciones punibles y nocivas.

 

ARCÁNGEL DE CADA PLANETA Y DE CADA SIGNO ZODIACAL. Si los días son importantes, otro tanto ocurre con las entidades que se invocan en este tipo de prácticas , en este caso con los arcángeles.

Los arcángeles forman parte de las entidades desconocidas que nos rodean. Desde siempre se ha creído que al no ser visibles, estas entidades pertenecían más a lo mitología o simplemente a un sistema de creencia que a la realidad, sin embargo, e independientemente de conceptos mágicos, los arcángeles son unos seres ,digamos de otro plano o estadío que conviven a nuestro alrededor y a los que podemos invocar convenientemente en función del ritual que realicemos.

Esta jerarquía arcnagélica es necesaria conocerla, es decir, saber qué arcángel corresponde a cada persona y a cada planeta.

Dado que encontrar el arcángel personal de cada individuo requiere un estudio muy pormenorizado, el lector deberá tomar como arcángel personal aquel que está en concordancia con su signo zodiacal.

Durante el ritual se pronunciará el nombre del arcángel planetario y zodiacal :vale a la petición.

 

Arcángeles planetarios.

 

          Planeta                                                   Arcángel

          Sol.........................................................Mikael

          Luna......................................................Gabriel

          Marte.....................................................Samael

          Mercurio...............................................Rafael

          Júpiter...................................................Sachiel

          Venus....................................................Anael

          Saturno..................................................Cassiel

 

Arcángeles zodiacales.

 

         Aries…………………………………..Malchidael

         Tauro.....................................................Asmodel

         Géminis.................................................Ambriel

         Cáncer....................................................Muriel

         Leo.........................................................Verchiel

         Virgo......................................................Hamabiel

         Libra......................................................Zuriel

         Escorpio................................................Zetachiel

         Sagitario................................................Adnachiel

         Capricornio...........................................Hamael

         Acuario..................................................Garrubiel

         Piscis.....................................................Barchiel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  EL COLOR DE LAS VELAS. Los diferentes colores de las velas no es un capricho, ni una forma de justificar  tanta tonalidad, sino que cada vela se corresponde con una serie de preceptos y está indicada para una serie de usos.

 

Concordancia entre el color de la vela, signo, elemento y planeta.

 

 

Signo                             Color                          Elemento                   Planeta

Aries..............................Rojo............................Fuego........................Marte

Tauro............................Verde...........................Tierra.........................Venus

Géminis........................Lila..............................Aire............................Mercurio

Cáncer..........................Blanco.........................Agua...........................Luna

Leo...............................Amarillo......................Fuego..........................Sol

Virgo............................Morado.......................Tierra...........................Mercurio

Libra............................Rosa............................ Aire.............................Venus

Escorpio......................Naranja........................Agua............................Marte

Sagitario......................Azul.............................Fuego...........................Júpiter

Capricornio..................Negro..........................Tierra............................Saturno

Acuario........................Marrón.........................Aire..............................Saturno

Piscis...........................Celeste..........................Agua.............................Júpiter

 

Cuando no sepamos el signo zodiacal al que pertenece una persona, a ésta se la representará en el ritual con una vela blanca.

 

LOS CUATRO ELEMENTOS MÁGICOS. Debemos insistir, ya que es altamente necesario, que la magia no debe improvisarse, que los planetas, los días de trabajo, así como los arcángeles, sean los que correspondan, ya que todo ello es muy importante. Tampoco podemos olvidar la influencia de los diferentes elementos naturales, los conocidos como `` cuatro elementos ´´ en nuestras prácticas mágicas.

 

A través de los elementos, estamos todos en contacto con la totalidad de nuestra biosfera.

 

Los elementos groseros, quienes componen nuestro universo, son los mismos que aquellos que forman nuestro cuerpo. Intercambiamos constantemente por el mecanismos de los procesos vitales que nos animan, nuestros propios elementos con aquellos del exterior.

 

Así que vemos que este intercambio casi mágico lo realizamos con el agua por la bebida, con el aire por la respiración, con la tierra a través de la nutrición y con el fuego a través de los intercambios energéticos y los pensamientos del inconsciente colectivo.

 

Los cuatro elementos que ya hemos mencionado son: el aire, la tierra, el agua y el fuego.

 

Desde el punto de vista tradicional, se considera que en la creación, existía en un primer tiempo sólo `` elementos principios ´´, bastante diferentes de la noción de elemento tal como lo percibimos hoy. Estos elementos principios que podríamos calificar de simbólicos eran tres; FUEGO PRINCIPIO, AIRE PRINCIPIO, AGUA PRINCIPIO.

 

Los tres elementos citados constituían el triángulo por el cual se ha manifestado la creación. Encontramos la ilustración de esta afirmación en la descripción de la Trinidad en la filosofía cristiana, representada por el triángulo, y en la tradición Celta donde está figurada por el trisquel. En estos dos símbolos, el fuego corresponde al elemento macho ( padre ), el agua al elemento hembra ( madre ), el aire al espíritu.

 

Según la tradición este triángulo salió del principio, se realizó en el mundo visible por el cuaternario, del cual las diferentes combinaciones con el triángulo ( TERNARIO ) PRINCIPIO, DIERON NACIMIENTO A TODAS LAS LEYES CÓSMICAS. El cuarto elemento de este cuaternario, fue denominado Tierra, pues simboliza el plano inferior de la materia sólida y está formado por la condensación de los otros tres reunidos.

 

LO CALIENTE, LO HUMEDO, EL FRIO, LO SECO. En magia es necesario entender y comprender bien las fuerzas de la Naturaleza y los principios que la rigen, ya que sólo así el iniciado o mago sacará el mayor partido al trabajo que está realizando.

 

*Lo caliente, no es ni húmedo, ni seco, simplemente de naturaleza caliente, fluídico, expansivo, dinámico, dilatante y positivo.

 

*Lo húmedo, no es ni caliente, ni frío, pero de naturaleza volátil, sutil, atenuante, moderadora, vaporosa y fugitiva.

 

*Lo frío, no es ni húmedo ni seco, pero de naturaleza fría, fijativa, inerte, conservadora y concentrativa.

 

*Lo seco, no es ni caliente ni frío, pero de naturaleza desecante, estéril, árida, reactiva e irritante.

 

Estas cuatro definiciones de la más pura tradición mágica nos explican, quizá de una forma velada, los diferentes funcionamientos y principios de los cuatro elementos. Es una forma de poder entendernos mejor  y así, valorar el poder que realmente tienen.

 

Conviene tener en cuenta, que cada elemento posee cualidades positivas y negativas, sobre las cuales es indispensable meditar y conocer. Es así como el fuego calienta y alumbra, pero por otra parte quema y destruye; que el agua purifica y calma la sed, pero que ahoga y devasta cuando se escapa su control. Que el aire ventila y acompaña, pero también provoca destrozos y huracanes cuando se enfurece y que la tierra nos acoge en su seno, dando y creando vida hasta que se parte en dos o abre  sus entrañas.

 

EL PODER DE LOS CUATRO ELEMENTOS Y SUS RITUALES. La magia de las velas nos permite un gran número de posibilidades a la hora de realizar trabajos mágicos. Una de estas modalidades consiste en potenciar al máximo la fuerza que ya de por sí tienen los cuatro elementos.

 

LA TIERRA. El elemento Tierra está representado simbólicamente por un triángulo invertido cruzado por una raya, esta figura se grabará en la vela representativa de dicho elemento, el color de la vela Tierra será MARRÓN, ya que representa a la estación del invierno.

 

Ritual del elemento Tierra, para atraer las fuerzas de la tierra hacia el ritual y el oficiante. Encender una vela de color Marrón después de haber encendido las velas de altar y pronunciar lo siguiente: `` Elemento Tierra, tú que eres la acción magnética de nuestro planeta, haz que la vibración de tu magnetismo envuelva este ritual de equilibrio y ondas sanas ´´.

 

Seguidamente meditar unos 5 minutos sobre la petición.

 

EL AIRE. El elemento aire, está representado también por un triángulo invertido pero vacío, se grabará dicho símbolo en la vela. El color de la vela Agua es el VERDE FUERTE y representa la estación de la primavera.

 

Ritual del elemento Agua. Para atraer las fuerzas del agua hacia el ritual y el oficiante o para potenciar las fuerzas generales del operador. Encender una vela de color Verde Fuerte, después de encender las velas de altar y pronunciar lo siguiente; `` Elemento agua, tú que eres la fuente de la vida en nuestra existencia, haz que la Paz y la alegría inunde con tu cristalina pureza este lugar...( o a esta persona )..

 

Seguidamente se procederá a realizar una meditación sobre lo pedido.

 

EL AIRE. El elemento aire, está representado por un triángulo con la punta hacia arriba con una raya cruzándolo, se grabará este símbolo en la vela de color AZUL CELESTE que representa la estación del otoño.

 

Ritual del elemento Aire. Para atraer las fuerzas del aire hacia el ritual y el oficiante. Encender una vela de color Azul Celeste, después de encender las velas de altar y pronunciar lo siguiente; `` Elemento Aire, tú que eres el soplo Divino de la Tierra, y constituyes el movimiento libre de la vida, purifica este lugar, haz que el circuito de poder cósmico rellene este lugar de tu limpio y claro soplo ´´.

 

EL FUEGO. El elemento Fuego, está representado por un triángulo con la punta hacia arriba y vacío, al igual que los demás se grabará en la vela el símbolo, ésta será de color ROJO VIVO, representa la estación del verano.

 

Ritual del elemento Fuego. Encender una vela de color Rojo Vivo, después de encender las velas de altar y pronunciar lo siguiente; `` Elemento Fuego, tú que canalizas el pulso dinámico del universo, destruye las vibraciones negativas  y con tu fuerza de naturaleza elevada haz que el campo vibratorio de este ritual sea de gran armonía ´.

 

Seguidamente se realizará la meditación.

 

Se puede grabar también en el centro de la vela el símbolo correspondiente al elemento.

 

Como fuerzas complementarias, es recomendable que en el altar el operador pueda disponer de los siguientes elementos ( en función del ritual ), que potenciarán su petición;

 

*Elemento Agua, una copa de cristal llena de 3/ 4 partes de agua.

 

*Elemento Aire, incienso humeando (mirra por ejemplo).

 

*Elemento Tierra, un poco de tierra en un latito blanco ( se entiende que debe ser tierra limpia, es decir, recogida en el campo o bosque ).

 

*Elemento Fuego, las llamas de las velas representan este elemento.

 

COMO SE CARGAN LAS VELAS. Nos hallamos ante uno de los momentos más importantes de la preparación. Después de determinar el color de las velas, en función al objetivo, le vamos a dar VIDA a éstas, es decir cargarlas de ka función específica que deberán tener cada una durante el ritual.

 

La carga no representa un simbolismo, es una realidad invisible a los ojos, pero muy perceptible por las entidades  ( arcángeles) que deberán captar o leer el deseo.

 

La energía del fuego bajando ( es decir consumiendo la vela) atrae las entidades concernientes a la petición, y ser `` leída ´´  gracias a la combinación de dos factores:

-La huella del deseo sobre la vela.

-La combustión lenta y rítmica de la vela.

 

Cuando el fuego derrite la cera `` libera ´´ el mensaje o la carga que contiene: ésta carga se efectúa con aceites preparados de distintos aromas para diferentes objetivos. Se opera por el pensamiento  y el deseo expresado en voz alta preferentemente cuando se está impregnando la vela .

 

El aceite es un condensador fluidito que actúa con las funciones determinadas de dichos aceites perfumes.

 

Como hemos apreciado, esta carga va en función del objetivo, ahora veremos la técnica de la carga.

 

*Para las velas de altar , se deben cargar 9 veces untando desde la mitad de la vela hasta su base, y 9 veces más desde la mitad hasta la mecha.

 

*Untando hacia la mecha, adquiera conciencia de que está impregnando la vela para que combata las influencias negativas.

*Untando hacia la base, tome conciencia para atraer  y concentrar las influencias divinas.

 

  LAS VELAS Y EL REIKI

 Las velas producen energía vibracional  de ahí que en este sistema de sanción estén presente además de armonizar y energetizar el lugar  así como   ayudar a la correcta canalización de la energía esta es un aporte de ayuda   de presencia espirual cuando el sanador  apela  ala  presencia de  los maestros elevados del reiki  como a los Ángeles y sanadores espirítales  , como a los guías  del paciente que recibe  REIKI

 ¿ COMO  CARGAR Y PROGAMAR UNA VELA CON REIKI?

  Los  iniciados en reiki   cogerán el velón  o vela  entre sus manos  y durante  5 minutos energetizará la vela   con REIKI   si se posee el 2 grado de REIKI  además utilizara los símbolos de este nivel y   hará su  ofrecimiento espirual y  su petición o programación  por ejemplo “ofrezco esta vela   a los maestros elevados de la sanación a los maestros  reiki ,por la sanación  de esta persona,  y pido que estén presente en esta sanción  y ayuden a esta persona  a sanarse. Así también ofrezco esta vela /(o velón) a los Ángeles y guías  de esta persona  que también  intervengan esta sesión o tratamiento, Programo esta vela con luz, amor, transmutación  y sanción.

La  vela deberá permanecer encendida hasta consumirse  ya que si es apagada  la programación hecha se anulara. Aunque se pueden programar   para luego ser encendidas    cuando se desee Recordar que la programación hecha dura hasta que la vela sea consumida

Salvador suarez

 

NO DEJES DE CONTEMPLAR LA LUZ DE LA LLAMA PERO NO DEJES DE CONTEMPLAR EL PIE DEL CANDIL QUE SOSTIENE LA LLAMA AUN EN LA PENUMBRA .R Tagore(filosofo indio)

 

 

 

 

 

Volver a pag principal                     volver a articulos