Reiki. Salvador Suárez. Como  maestro de Reiki es un honor  poder estar aquí compartiendo con ustedes este maravilloso regalo del universo que es: el Reiki.

¿QUÉ ES EL REIKI? Reiki  es una palabra japonesa (se ha establecido que REI significa universal y hace referencia al alcance y la naturaleza de esta práctica, y KI significa energía, de modo que la palabra Reiki se puede entender como la energía vital universal. Es una práctica considerada terapia alternativa, con el reconocimiento de la OMS, Organización Mundial de la Salud, desde el año 2000, se trata de lograr la sanación o equilibrio, a través de la imposición de las manos del practicante en su objetivo, con el fin de canalizar dicha energía universal.

Lo pueden recibir personas sanas, enfermas, a cualquier edad, de cualquier creencia y religión, es más, las mujeres que reciban Reiki antes de tener un Hijo, éstos van a ser también canales de por vida. Cada vez que pongamos las manos, debemos saber que "No somos nosotros los que sanamos", sino que, simplemente somos un canal que permite el paso de esta energía universal y nunca se está entregando energía propia. Cada vez que se haga un alineamiento nace un terapeuta Reiki, y este cada vez que coloque sus manos sobre alguien, automáticamente canalizará Reiki y Reiki se dirigirá hacia el órgano o parte del cuerpo que lo necesite.

Todos nacemos con Reiki y lo llevamos dentro, solo necesitamos un maestro que lo despierte, es muy fácil de aprenderlo sin necesidad de conocimientos previos, es fácil de usar en cualquier momento y situación y equilibra todos los niveles energéticos del cuerpo. La persona sintonizada como canal lo es de por vida las 24 H. del día y evita que las energías personales se involucren. Cuando hacemos Reiki a otra persona, no solo le estamos canalizando energía sino que recibimos nosotros y cuanto más lo practicamos, más lo potenciamos. El Reiki es un armonizador integral y no reemplaza de ninguna manera la intervención de los distintos profesionales dedicados a mejorar la salud.

Una vez abierto el canal (por un maestro presencial), siempre está disponible. Se requiere práctica porque ésta hará que pase con más fluidez y fuerza. Ya empezado el tratamiento a un paciente, no hay que seguir concentrándose en el flujo de la energía. Así, si el paciente siente la necesidad de expresar emociones que puedan surgir durante la sesión, se puede mantener una conversación, sin parar dicho flujo de energía. (En general durante un tratamiento, no es conveniente hablar, ya que con Reiki el proceso de sanación de las emociones, suele tener lugar a un nivel más allá de las palabras).

Son muchos los sistemas de sanación con energía, en los que el sanador tiene que protegerse de recoger esa energía negativa o síntomas del paciente. Con el Reiki no, al estar la energía fluyendo fuertemente y en una sola dirección, el paciente no pasa la “energía negativa” de su enfermedad al practicante. Con el Reiki no se intenta disipar la energía negativa, sino que se eleva la vibración energética del paciente, ya que esta se sintoniza con la vibración de la  Energía Universal.

Reiki se ofrece al Yo interior del paciente, para que esa energía se utilice de la forma más necesaria para él, en ese momento. Por eso, el practicante de Reiki no dirige la energía, sino que confía en la sabiduría total del propio paciente a través de su Yo interior. Así a veces con Reiki, la energía está trabajando en áreas totalmente desconocidas para nosotros. Es decir, podemos estar sanando o intentando sanar una zona determinada y la energía Reiki elegir ir al pasado de esa persona, enfermedades y traumas en el pasado, o presente  actuando sobre la causa que puede estar en planos superiores de la conciencia o a niveles astrales o kármicos.

Los usos del Reiki son infinitos, se pueden canalizar a seres humanos, plantas, animales, se puede dar Reiki a remedios para quitarles los efectos nocivos y potenciarlos, resulta una ayuda especial a todas las personas que practican profesiones relacionadas con la medicina: fisioterapeutas, enfermeras, masajistas, etc., Se puede dar Reiki a situaciones traumáticas y dolorosas, podemos sanar emociones, traumas, miedos, relaciones, sentimientos........por lo tanto las aplicaciones de Reiki no tienen límites.

Un caso de especial interés es el tratamiento del agua. El agua absorbe la energía Reiki y la mantiene durante varios días, como se ha comprobado con varios experimentos científicos. Como el cuerpo humano es agua en su mayor parte, el beber agua con Reiki sirve como un excelente tratamiento de apoyo.

Pincha sobre el título elegido para leer.

MIKAO USUI.

LOS MAESTROS.

 

MI EXPERIENCIA.

 

¿CÓMO SER UN CANAL  DE REIKI?

 

BENEFICIOS.

 

POCISIONES DE LAS MANOS.

 

PRACTICAR REIKI EN LA PARTE  ANTERIOR.

 

PRACTICAR REIKI EN LA PARTE  POSTERIOR.

 

EQUILIBRADO DE LOS CHAKRAS.

Equilibrar los chakras a terceros.

Como terminar una sesión.

 

CURSOS Y NIVELES.

 

EXCEPCIONES DEL REIKI.

 

REIKI KARUNA.

 

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES.

 

ESTUDIOS REALIZADOS.

 

DIRIGIDO A NUESTROS ALUMN@S.

 

TRATAMIENTOS REIKI.

 

Principios Reiki.

 

PRECIOS DE CURSOS Y SESIONES.

 

CONTENIDO DE LOS CURSOS.

 

AGENDA DE PRÓXIMOS CURSOS.

 

FOTOS DE LOS CURSOS.

 

EL REDESCUBRIMIENTO DEL REIKI Y MIKAO USUI. Nació el 15 de agosto de 1865, un niño destinado a convertirse en un erudito y filósofo así como también en un profundo curador. Educado por misioneros, se convirtió en cristiano y ascendió a una posición de eminencia como director de una escuela cristiana para niños en Kyoto.

Usui impartía clases en una escuela dominical. Un día, uno de sus alumnos le preguntó si creía en la Biblia y todo lo que en elle está escrito. El contestó afirmativamente. Luego le preguntó si creía en las curaciones e igualmente dijo que si. El alumno no se dio por satisfecho y pensó que tal vez el doctor Usui había experimentado suficientemente con ellas en su vida, y, por lo tanto, creyó que él mismo tenía que experimentarlo también. Después de esta conversación, el docto Usui quedó pensativo. Si estas curaciones de las que se informa la Biblia y en las cuales él creía eran reales, ¿por qué  había en la tierra tanta enfermedad y padecimiento? Esta conclusión no le parecía lógica. Este conocimiento lo perturbó interiormente hasta tal punto, que al día siguiente abandonó el monasterio y a sus alumnos para partir en busca de la solución. Viajó 1° a América para estudiar lenguas muertas. Luego de siete años en América, el Dr. Usui regresó a Kyoto donde podría estudiar más a fondo los Sutras budistas. Allí visitó muchos templos y monasterios, hablando con los monjes sobre la curación. Estaban de acuerdo en que Buda había curado: sin embargo, esta práctica se había dejado de usar en el budismo, dedicándose los monjes a la salud espiritual y dejando a los doctores la curación física.

En el transcurso de su búsqueda el Dr. Usui encontró un abate Zen, quien lo invitó a permanecer en su monasterio mientras proseguía sus estudios. El Dr. Usui aceptó la invitación y durante muchos años convivió con estos monjes. Primero estudió las escrituras en japonés, y no encontrando lo que buscaba, pensó que se había perdido mucho en las traducciones. Como el budismo había llegado a Japón desde China, entonces aprendió chino y leyó los Sutras en esta lengua. Sabía que estaba cerca, pero aun así no encontraba lo que deseaba. Otra vez, puso en duda la traducción, y decidió aprender sánscrito porque el budismo había salido originalmente de India. Se convirtió en un maestro de sánscrito, y fue en esta lengua donde finalmente encontró lo que estaba buscando. ¡Los secretos de la curación eran suyos! Había encontrado los símbolos; sin embargo, no sabía qué hacer con ellos ni cómo utilizarlos.

Sin querer aceptar ésta como una respuesta final, decidió retirarse al monte Kori- yama, considerado sagrado por los monjes en las afueras de Kyoto, para ayunar y meditar durante tres semanas con la expectativa de que le sería mostrado el significado de lo que había hallado. Discutió su Iniciativa con el abate, y le pidió que si no regresaba al día veintiuno enviara unos monjes a recoger sus huesos. Su intención era no regresar sin una respuesta.

El Dr. Usui caminó hasta esta montaña, unos diez kilómetros fuera de la ciudad,  encontró un lugar tranquilo cerca de una corriente de agua donde se sentó a meditar, permitiéndose únicamente beber agua durante su prolongado ayuno. Para llevar cuenta de los días depositó a su lado veintiuna piedrecillas, las que fue descartando hasta quedar una sola.

De este modo, en la mañana del último día se sentó en la oscuridad que precede al amanecer, mirando hacia el firmamento donde vio una luz distante en el cielo negro. Mientras observaba, la luz comenzó a ser más brillante y a acercarse rápidamente. A gran velocidad, cada vez más cerca, más cerca y se dio cuenta de que si continuaba sentado allí la luz lo golpearía. Su primer impulso fue apartarse, luego pensó en todos esos años en los que había estado investigando; entonces se sentó inmóvil, dispuesto a permitirse esta experiencia. La luz lo golpeó en la frente y perdió la conciencia.

Cuando volvió en sí el sol estaba alto, brillando en todo su esplendor, y supo que habían pasado varias horas; sin embargo, tenía un recuerdo completo de lo que había pasado durante ese período de tiempo. Cuando la luz lo golpeó, reconoció colores bellísimos, todos los matices del arco iris: seguidamente apareció una intensa luz blanca, después de la cual grandes burbujas transparentes aparecieron ante sus ojos. Cada una de ellas contenía uno de los símbolos que él había encontrado en las escrituras sánscritas. A medida que cada burbuja entraba en su campo visual se le daba la instrucción para utilizar el símbolo correspondiente. Tan pronto como fijaba la información en la memoria, la burbuja se desplazaba y otra la reemplazaba con un símbolo diferente. De este modo se entregó al Dr. Usui la enseñanza completa sobre los significados de los símbolos. Ahora poseía los secretos que tanto había buscado, supo que ésta era la Energía Vital Universal que él llamó “Reiki”,  y de esta forma nació el Sistema Usui de Curación Natural.

Lleno de energía y ansioso de regresar a Kyoto, el Dr. Usui salió de su larga meditación y bajó de la montaña: al caminar rápidamente se lastimó el talón por lo que inmediatamente puso en práctica lo que había aprendido. Mientras se tomaba el pie sintió una curación instantánea y recibió la primera comprobación de que las visiones que había tenido eran verdaderas.

Volver arriba.

LOS MAESTROS.

Chujiro Hayashi.  Nació en 1879, era un oficial retirado de la marina japonesa. En 1925, a los 47 años, Hayashi recibió la maestría Reiki de Mikao Usui. El abrió un sanatorio Reiki en Japón, inició a unos 13 maestros, entre ellos su esposa y a la Sra. Hawayo Takata, Hayashi falleció el 10 de Mayo de 1941.

En mayo de 1925 se convirtió en alumno del centro de estudios de M. Usui,  en Tokio. Era oficial naval retirado y cirujano, y tenía cerca de cuarenta y cinco años cuando conoció a M. Usui. Tuvo diez meses para aprender sus enseñanzas completas antes de que Usui muriera.

Otros oficiales navales se unieron a la misma escuela no mucho después de él. Luego de la muerte de Mikao Usui, ellos continuaron su tarea, empleando el título de USUI REIKI RYÔHÔ GAKKAI.

Hayashi continuó siendo miembro hasta 1931, año en que empezó a dirigir su propia clínica y escuela, llamada HAYASHI REIKI KENKYÛ KAI (Sociedad Hayashi de investigación de energía espiritual).

Hasta ese momento el sistema de curación Usui consistía en las mismas energías, los símbolos, el proceso de sintonía  y los ideales del Reiki. Esto era lo que el doctor Usui recibió en su experiencia mística en el monte Kori- yama. El doctor Hayashi siguió desarrollando el sistema de sanación, abrió una clínica de Reiki en Tokio y dejó notas detalladas de los tratamientos dados. Utilizó una información para crear las posiciones estándar de las manos, el sistema de tres grados y sus procedimientos de iniciación.

El doctor Hayashi se dio cuenta, que una gran guerra iba a llegar y supo que  llamarían a la mayoría de los hombres. Para asegurarse de que se preservaría el Reiki, decidió transmitir todas las enseñanzas a dos mujeres: a su mujer y a Hawayo Takata.

 

Hawayo Takata. Takata llegó a este mundo en las primeras horas de la mañana, el día de Nochebuena de 1900, en Hanamanulu, isla de Kauai, Hawai. Tras recibir tratamientos de Reiki en la clínica de Hayashi se recuperó de una enfermedad grave y permaneció un tiempo en Japón para aprender Reiki de manos de Chujiro Hayashi. Después de volver a Hawai, Chujiro Hayashi la visitó algunas veces para seguir formándola y la nombró maestra de Reiki en Hawai.

Sus padres, el Sr. Otogoro Kawamura y su esposa, habían emigrado de  Japón a Hawai. Ella, su segunda hija, llevaría el nombre de su nueva patria. En la mañana de su nacimiento, la levantaron mirando al Sol naciente y le pusieron Hawayo.

Se crió en una aldea común hawaiana. Desde los doce años se desempeñó como maestra ayudante de primer grado y también como asistente en un negocio. Trabajando, no dejó de estudiar en una escuela japonesa. Luego fue empleada en quehaceres domésticos y es aquí donde abandonó sus estudios por trabajo. Más tarde, en el mismo lugar de trabajo, fue ascendida, teniendo gente a su cargo y es aquí donde conoce a su marido, Saichi Takata. Con el tiempo fueron bendecidos con dos hijas antes que él falleciera a los 34 años.

En 1935, cinco años después del fallecimiento de su marido, la salud de Takata, se resintió considerablemente. Sufría de asma, padecía problemas abdominales, y hasta se le hacía difícil caminar. Por diversas razones dispuso regresar a Tokio, y en esta ciudad donde decidió someterse a una intervención quirúrgica de un tumor, cálculos biliares y otros problemas físicos.

Mientras yacía en la mesa de operaciones, en Japón, oyó una voz que le decía que esa operación no era necesaria. Le aconsejaron que le preguntara al cirujano, Dr. Maeda, si no había alguna otra alternativa. El médico recapacitó ante esta inusual pregunta y llamó a su hermana, la Sra. Shimura, que era la dietista del hospital. La Sra. Shimura condujo a Takata a la clínica de tratamientos sin fármacos que conducía Hayashi.

La recepcionista de la clínica, la mujer de Hayashi, le dio un cálido recibimiento y la acompañó al interior de la institución. Aquí había ocho pacientes acostados con dos terapeutas cada uno de ellos. Uno empezó en la cabeza de Takata y el otro le colocó las manos sobre el abdomen. De inmediato, percibió el calor y las vibraciones provenientes de las manos de los terapeutas, sensaciones que persistieron durante todo el tratamiento.

Al regresar al día siguiente, verificó si habían conectado algún aparato eléctrico que creara el calor que había sentido, pero no vio nada. Para calmar su curiosidad, Hayashi le explicó los conceptos básicos de su sistema. Al cabo de tres semanas de tratamiento diario, ella ya se sentía mucho mejor y preguntó si podía ser una alumna más, pero le dijeron que no enseñaban esta técnica a los extranjeros. Si bien parecía japonesa, había nacido y se había criado en los Estados Unidos. Por fortuna, finalmente Hayashi cedió y le permitió aprender sus enseñanzas como miembro honorario.

Durante seis meses, recibió los tratamientos, y al final del período se fue a vivir con la familia de Hayashi, donde estuvo otro año estudiando y practicando. De  mañana practicaba en la clínica de Hayashi y de tarde atendía llamados a domicilio. Cuando finalizó este período avanzó hasta alcanzar el nivel de okudan; los términos shodan y okudan están escritos en la notas del diario de Takata.

Cuando Takata terminó su capacitación como practicante de Reiki en 1937, regresó a Hawai. Hayashi y su hija partieron unas semanas más tarde y se quedaron seis meses con ella, para ayudarla a fundar su consultorio en Honolulu. A su partida Hayashi  anunció públicamente que Takata se había convertido en Maestra del Sistema Usui de Sanación Natural; ella fue la decimotercera y última discípula que obtuvo el título de Maestra.

Para que Takata, pudiera recibir este nombramiento, según lo relata uno de sus alumnos, tuvo que vender su casa.

En ningún momento se refirió a sí misma como Maestra, ni llamó Gran Maestro a Mikao Usui. Fue recién a partir de su muerte que esos términos empezaron a usarse en el sistema de Reiki.

Hilo, en la Isla Grande de Hawai, se convirtió en su nuevo hogar y consultorio en 1939. Aquí construyó salas de tratamiento, otra de espera, y departamentos privados para su familia. Su centro tuvo un éxito casi instantáneo, y pronto se hizo muy conocida.

Durante los siguientes treinta años, trabajó desde su base en Honolulu, Hawai, y viajó asiduamente por las islas, para enseñar. Hay pocas referencias acerca de ella en los Estados Unidos hasta 1979. Parece que al principio trabajó principalmente con americanos de origen japonés en Hawai, como terapeuta de Reiki, pero no como maestra.

En 1975, sufrió un ataque al corazón en Honolulu e inició los preparativos para su retiro.

En 1976 (aunque era budista de nacimiento) se convirtió en Ministra de la Iglesia Universal del Maestro, iglesia metafísica fundada en 1908. Su alumna, la Reverenda Beth Gray, la ordenó sobre la base de la naturaleza espiritual de sus enseñanzas.

En una carta dirigida a un alumno, en 1977, escribió que ella había creado Tres Maestros de Reiki para que prosiguiesen su “noble Tarea”. Ellos eran Jhon Harvey Gray, Virginia Samdahl y Ethel Lombardi. Esto sucedió en su septuagésimo séptimo año y planeaba retirarse el día de su cumpleaños.

Las dos alumnas que, a la muerte de Takata, alegaron ser sus sucesoras a su muerte fueron Bárbara Weber Ray (Maestra en 1979) y Phyllis Lei Furumoto (Maestra en 1979). Ninguna de las dos perteneció al grupo de las tres iniciales. Se dice que intentó dejar de sucesora a su nieta Phyllis Lei Furumoto, con clases en el país continental antes de su muerte.

La doctora Bárbara Weber Ray, fundó la asociación  Americano Internacional del Reiki (AIRA), en 1982. También se conoce por la Técnica Radiance (resplandor), y tiene un enfoque menos tradicional. A parte de enseñar Reiki, hace una gran labor de investigación de los aspectos científicos del Reiki y cuentan con un centro de documentación. Hay además otra escuela meditativa de Reiki, creada también por otros de los 22 maestros originales de Takata, el sistema Usui/Tibetano, que fue desarrollado en el Tíbet y que añade cuatro símbolos más a los introducidos por el Dr. Usui y otras muchas técnicas y meditaciones. Se comenzó a enseñar en los EEUU en 1984.

Phyllis Lei Furumoto. Nieta de la señora Takata, creció en el oeste de los Estados Unidos. Fue iniciada en Reiki a una edad temprana. Ella era la  encargada de atender a su abuela cuando Takata visitaba su familia.
Su viaje consciente con el sistema Reiki Usui Shiki Ryoho, comenzó muchos años más tarde. Después de estudiar psicología en la universidad, Phyllis, trabajó en un hospital psiquiátrico y más adelante como administradora de la universidad. A la edad de treinta años, ella decidió que era hora de dedicar su vida a un propósito significativo y aceptó una invitación de viajar y de trabajar con su abuela. La iniciaron como maestra en abril de 1979. El año y medio siguiente, Phyllis, siguió estudiando con su abuela. Es la número 10 de los 22 maestros. Phyllis comenzó a dar primer y segundo nivel, entrenando también a los maestros y dando iniciaciones. Después de la muerte de la señora Takata en el año 80, Phyllis fue reconocida por el grupo principal de la comunidad Reiki como su sucesora y Gran maestra en el linaje hacia occidente. Phyllis buscó la manera de integrar a los maestros para que se ayudaran y compartieran a través de la “Alianza de Reiki”, fundada en 1983. Hoy, Phyllis recorre todo el mundo en su trabajo para fomentar la práctica de Usui Shiki Ryoho. Ella dicta reuniones para estudiantes de Reiki y se dedica especialmente al trabajo con los maestros de Reiki. Sus raíces del japonés y educación occidental combinan para darle la penetración necesaria para tender un puente sobre un arte curativo del este en el contexto de una cultura occidental. Ella es fiel a las enseñanzas de su abuela, y al mismo tiempo flexible con las necesidades de la comunidad de Reiki cada vez mayor del mundo.

 

 

Volver arriba.

MI EXPERIENCIA. SALVADOR SUÁREZ.  Hace ya mas  de diez años, que estoy dedicado a mi faceta de vidente y sanador, tenía dos grandes necesidades: por un lado, tener una fuerza mayor para atender a todos los diferentes tipos de personas que llegaban a mi consulta con grandes problemas, no solo físicos sino también espirituales. Por otro lado, también yo necesitaba ser curado, porque cuando hacía terapias, padecía en mí las enfermedades de los pacientes, quedándome sin fuerzas y sufriendo padecimientos, al margen de que en mi vida tampoco estaba exento de dolores físicos (me habían  diagnosticado una  hernia de hiato de la cual debía  operarme) y bloqueos psico-emocionales. Esto fue precisamente,  después de un fuerte trauma  con un grupo  religioso y un enamoramiento y una relación frustrada, a parte yo sufría, desde   joven,   migraña y cefaleas que  me daban tan fuerte que lo único que me aliviaba, eran los relajantes musculares, calmantes y días en cama,  en la oscuridad sin dormir, ni ver nada,  lo que me llevó a una depresión  nerviosa   fueron lo que me llevo a  buscar

Así comencé, alguien me habló de unos cursos de Energía Universal y Humana. Realicé dichos cursos con más pena que gloria, porque no me aportaba nada nuevo.

Habitualmente yo trabajo con gemas, y donde yo las compraba, había una chica que un día me preguntó si conocía el Reiki, ella era Maestra  de Reiki y me ofreció el primer nivel, el cual realicé y me pareció realmente mágico. Empecé a notar como fluía la energía a través de mis manos, me di cuenta del poder de la curación, tanto  para mí, ya que  cada vez los  problemas  gástricos  iban a menos, dejando  de tomar medicamentos  para mi estómago, así también, mis dosis de ansiolíticos, como  para ayudar a los demás. Mis pacientes se asombraban del calor que emanaban mis manos, pero el primer asombrado era yo, y supe que mi camino era el Reiki. Tal vez porque en ese momento de mi vida sufría crisis de identidad, así como problemas afectivos, cayendo repetidas veces en depresiones y migrañas, que me dejaban en cama varios días, como ya he contado. Así fui sanando todo eso, junto con mis problemas de visión y hasta una hernia de la cual me tenía que operar.

A los 6 meses me inicié en el 2º nivel, para mí fue sanar todo  mi pasado, de ahí mi amor especial por este nivel. Fue el encuentro con mi verdadero Yo y con la misión que debo realizar en esta vida.

Mi asombro también fue descubrir que el Reiki funciona a distancia, durante mi trabajo experimenté maravillosos éxitos curativos. Después de un año con el 2º nivel, tenía mi meta clara, enseñar Reiki. Ya que pensé, que más que someter a los enfermos a procesos largos y costosos, debido a que estas personas generalmente por carecer ,carecen de todo, pues la enfermedad empobrece a todos los niveles, la mejor forma para curarse, era y es enseñarles a sanarse.

La maestra que me inició, me pidió una gran suma de dinero por hacer la maestría, dinero que yo no tenía, por otro lado ella tampoco parecía dispuesta a iniciar a nadie  en la maestría. Fui conociendo otros maestros de Reiki y uno de ellos me dijo que porque no hacía el tercer nivel, lo hice y realmente fue por llegar a la  maestría.

Ser maestro para mí es un regalo maravilloso que  Dios  me ha dado, el maestro Usui me bendice constantemente. Le debo tanto al Reiki, que si volviera a nacer  querría ser maestro de Reiki, y si no tengo que volver, saben que hay un maestro espiritual ayudando a los sanadores.

Hoy son muchos los alumnos que tengo en el norte  de Gran Canaria y en el sur y cada vez son más los que me superan, lo cual es un orgullo para mí. En ellos he encontrado amor, amigos, padres, madres y hermanos. No voy a olvidar que por causas extrañas pero no casuales, un día conocía Mari Carmen, que me abrió las puertas de su corazón, de su casa y su gente de Benidorm y que allí al igual que aquí  fue posible el milagro del Reiki.

 También al igual que aquí, se forman cada vez más sanadores en esta energía curativa, por el único camino posible, el del AMOR y para mí, es un honor ser el canal  que les transmite todo el potencial que desde DIOS fluye para sus vidas.

Actualmente  realizo cursos en diferentes municipios  de la isla y en diversos centros donde cada curso es  único, donde la experiencia de cada alumno es impresionante, por ser liberadora amorosa y sanadora.

Volver arriba.

¿CÓMO SER UN CANAL  DE REIKI? El reikista es una persona dedicada a la utilización del Reiki como terapia complementaria tanto para sí mismo como para otras personas. Una persona no es Reikista solo por conocer la técnica, conocer las posiciones de las manos o haber leído sobre Reiki. Una persona llega a ser Reikista, sólo después de haber recibido la iniciación como canal de Reiki, a través de un seminario dictado por un Maestro de Reiki (Reiki Master).

Generalmente estos seminarios duran uno o dos días y en ellos se aprende la técnica, las posiciones de las manos, la historia de Reiki y se recibe la iniciación o apertura de los canales necesarios para poder ser canal de la Energía Reiki.

Para poder aplicar esa Energía Universal llamada Reiki, primero recibimos los alineamientos del maestro Reiki, llamado iniciación que permite que el alumno se ponga en contacto directo con la fuente Ki (La iniciación es una ceremonia Sagrada donde se abren los canales para que la energía fluya). A partir de ese momento se es canal de Reiki  y la energía que recibe es irradiada por las palmas de las manos y nos acompaña para el resto de nuestras vidas.

Un reikista es solo un canal por donde pasa la Energía Vital Universal (Reiki). Todo ser viviente recibe esta energía, de lo contrario no podría vivir, pero un reikista posee una apertura mayor, la cual se logra gracias a la sintonización o iniciación, lo que permite recibir mayor caudal de energía para que pueda ser canalizada y transmitida al receptor o paciente.

Por eso cualquier persona que haya recibido sesiones de manos de un reikista enseguida nota cuando alguien que no es reikista intenta dar sesiones de Reiki. Tal vez el impostor conozca a la perfección las posiciones de las manos y el uso de la técnica pero la calidad de la energía emanada a través de las manos dista años luz de la energía emanada por un reikista calificado. El impostor simplemente no está sintonizado para ser canal de la energía Reiki.

Cada Maestro de Reiki otorga al finalizar el seminario un certificado que respalda y habilita a la persona recién iniciada para practicar Reiki.

Del mismo modo como hay personas que se hacen pasar por reikistas, también hay otras que se hacen pasar por maestros de Reiki, realizando seminarios e ¨iniciando¨. Esto es muy grave porque no solo se está engañando y robando dinero a muchas personas sino que la mayoría de las personas que acuden a un seminario van con la buena voluntad de llegar a ser verdaderos practicantes Reiki, por lo que salen del seminario creyendo que pueden hacerlo correctamente. De esta manera todos los pacientes que acudan a estos personas iniciadas incorrecta o falsamente, no podrán disfrutar de los verdaderos beneficios que esta técnica otorga y al ver que no obtienen resultados ni mejorías a sus dolencias se volverán en contra de la técnica y no querrán saber más nada sobre Reiki.

Es entonces, muy importante que se tomen los recaudos necesarios para saber si alguien es verdaderamente Maestro de Reiki. Cada Maestro de Reiki lleva un registro de los alumn@s que formó.

Volver arriba.

BENEFICIOS. El Reiki es una energía inteligente, así se distribuirá o acumulará en un lugar determinado, dependiendo de la persona que recibe Reiki. Potencia la energía personal y acelera el proceso curativo, por ello puede haber una agravación momentánea para luego producirse una notable mejoría. Todos somos Reiki desde que nacemos, ya que lo tenemos en nuestros genes. Como el Reiki apoya y complementa diversas técnicas curativas médicas y naturales, puede combinarse con otros tratamientos, como por ejemplo tratamientos alopáticos u homeopáticos, terapias corporales, yoga, asesoramiento psicológico, terapia del habla, masajes, shiatsu, gemoterapia, magnetoterapia, colorterapia, flores de Bach y otros.

Reiki llega mucho más allá del cuerpo físico. Resulta eficaz en multitud de molestias y trastornos tanto físicos como psicológicos, como la ansiedad, el estrés, el insomnio, la artritis, las jaquecas, los problemas gástricos y también actúa como sanador de bloqueos emocionales profundos. Prácticamente todo el ámbito de la patología humana y veterinaria responde positivamente a la sanación por Reiki. Alergias e intolerancias, asma y otras manifestaciones psico-somáticas se pueden aliviar y curar por la acción armonizadora del Reiki sobre el sistema inmunológico. Difusiones endocrinas como la diabetes, se regularizan progresivamente permitiendo así una disminución de las terapias hormonales. En caso de lesión traumática, como una fractura, por ejemplo, Reiki acelera el proceso de consolidación, estimulando las fuerzas de regeneración orgánicas. Las heridas se cicatrizan más rápidamente, las quemaduras graves y extendidas se pueden curar sin infecciones y sin dejar cicatrices antiestéticas. Los pacientes cancerosos tratados con quimio y radioterapia notan alivio e incluso desaceleración de los efectos colaterales y secuelas, con el Reiki, experimentando una estimulación de la vitalidad y de las defensas inmunológicas en particular.

No existen contraindicaciones ni efectos secundarios negativos con el Reiki, no es posible una sobredosis porque el proceso se autorregula y se
limita la capacidad receptiva de absorción del paciente. El Reiki también proporciona una valiosa ayuda en el campo del equilibrio ambiental, ayudando a restablecer la armonía en situaciones traumáticas y conflictivas, como son las relaciones familiares y profesionales.

Es una energía preventiva y curativa. Ayuda en las terapias de desintoxicación, reduce los efectos secundarios de todo tipo de tratamientos. Los niños y las embarazadas son muy receptivos a la energía Reiki.

Devuelve a todos nuestros niveles, físico, emocional, espiritual y mental, a su estado natural de equilibrio otorgando una sensación de bienestar y alegría. Para realizarlo no requiere lugares especiales o materiales determinados, solo basta las ganas de dar y recibir Reiki.

Tanto el que da o el que recibe Reiki sienten los efectos de la sanación, ésta se percibe como un estado de equilibrio, armonización y serenidad.

Los estados de equilibrio se deben a la armonización de los distintos centros energéticos (chakras), provocando distensiones musculares, vitalidad y mayor energía.

En un proceso de curación por imposición de manos, muchas personas rompen a llorar, eso se debe a que el Reiki desbloquea las emociones reprimidas liberando lo que no necesitamos y fortaleciendo nuestra autoestima.

Con el Reiki sentimos mayor vitalidad, disminuye el cansancio y estimula nuestro ánimo. Conectándonos con lo bello de la existencia "nosotros mismos" y recordando "quienes somos"

Para la mente, al entrar en un estado de profunda relajación, reduce el ritmo cardiaco y aquieta inquietudes y preocupaciones hay como una tregua mental de serenidad.

Al estar conectado el cuerpo y la mente se toma contacto con las verdaderas razones de diferentes estados anímicos o pensamientos desvirtuados de la realidad permitiendo su sanación.

En los procesos de sanación, generalmente de cuatro sesiones seguidas, la persona puede sentir sensaciones de calor, frió, corrientes de energía que fluye, puede ver colores, imágenes, recuerdos, sentimientos de amor, pureza, serenidad, paz, etc. Dependerá de cada persona en particular.

Con la práctica del Reiki se puede ir incrementando el nivel de conciencia, aumentar o variar la percepción de la realidad que nos rodea, en definitiva, aumentar nuestro crecimiento personal de forma tan natural, y sólo nos percataremos del cambio cuando nos analicemos o nos lo digan las personas que habitualmente nos rodean en nuestra vida cotidiana, esto bastaría para indicarnos que el cambio es sutil, suave y natural como la propia evolución.

Otras personas en cambio lo utilizan como un botiquín, lo aparcan cuando ya no les hace falta y lo retoman cuando tienen alguna dolencia.

Se use como se use esta técnica seguirá fiel al servicio del estudiante para el resto de su vida.

Volver arriba.

POCISIONES DE LAS MANOS. Existen diversas guías orientadoras sobre cómo y donde situar nuestras manos, creadas por varios maestros Reiki hasta la fecha. te presento las más extendidas. Para el tratamiento a otra persona se dedica de tres a cinco minutos a cada una de las posiciones, lo que supone una sesión de una hora, de comprobada eficacia para activar un proceso auto depurativo del cuerpo, si se realiza cuatro días consecutivos. Así se estimulan las defensas del organismo y su propia fuerza hemostática que lo pone de nuevo en equilibrio y armonía, tras el relativo período desintoxicante que seguirá naturalmente

En cualquier caso puedes experimentar con tus propias posturas, recibiendo por intuición la guía que lleva tus manos a los lugares del cuerpo, por el tiempo que sientas adecuado.

Primero, debemos recordar que el Reiki proviene de una fuente ilimitada e inagotable; y que conlleva el amor, la compasión y la sabiduría divinas. No hay límites a los beneficios que puedes recibir del Reiki.

Algo importante a tener en cuenta es la calidad vibratoria de la habitación en la que das Reiki si quieres mejorar los resultados de tus terapias. Hay que asegurarse de que la habitación no esté demasiado fría ni caliente, sino que haya una temperatura agradable, que circule en lo posible aire fresco y no esté cargada. Una habitación ordenada y limpia ayuda, ya que la energía negativa y las malas vibraciones suelen acumularse alrededor del desorden y de la suciedad.

Pide a los Maestros Ascendidos a los seres de luz y a los guías de Reiki que  te bendigan y que te ayuden a ti y a tu paciente durante el proceso del tratamiento. Coloca fotos del Dr. Usui, del Dr. Hayashi y de la Sra. Takata en la habitación, y pídeles que estén presentes también. Usa incienso, esencias aromáticas o flores frescas, también ayudará a subir la vibración. Música suave, tipo "New Age", durante el tratamiento, También ayudará al paciente a ser más receptivo y a estar más abierto.

Después de meditar unos minutos y calmar tu mente, usa tu mano dominante para dibujar en luz el símbolo del Poder en cada pared, en el techo y sobre el suelo. Mientras lo haces di mentalmente "Bendigo esta habitación con luz". También puedes mandarle energía a distancia a tu paciente según viene a la sesión, para que esté relajado y en un estado receptivo cuando llegue.

Una cualidad muy interesante del Reiki es que mientras das un tratamiento,  el Reiki seguirá fluyendo sin importar que es lo que está pasando por tu mente, siempre que hagas contacto con tus manos o uses los símbolos. Puedes hablar con otros sobre cualquier cosa, incluyendo cosas triviales y aún así, el Reiki seguirá fluyendo, y el paciente recibirá beneficio. No obstante, esta conducta no es la más adecuada con Reiki, ni la que produce los mejores resultados.  Debemos ser conscientes que, dar Reiki, es una experiencia espiritual y que es más apropiado darlo con reverencia. Al meditar en el flujo del Reiki, mientras pasa a través tuyo, si meditas con la mente en silencio o centrada en el "Ser", no sólo experimentarás la energía mas directamente, sino que incrementarás su flujo. Según meditas en la energía del Reiki, tu mente se sumerge en ella, y esto permite que estés en mayor armonía con su flujo, permitiéndolo fluir más libremente. La energía Reiki puede aparecer como partículas diminutas de luz blanca o dorada, u otros colores de energía fluyendo a través tuyo.

Todas estas experiencias son muy placenteras y profundamente sanadoras para el practicante de Reiki, mientras que al mismo tiempo, incrementan el beneficio del paciente. Según meditas en el Reiki de este modo, también estarás abriendo los canales por los que fluye el Reiki, potenciando el Reiki que canalizas a tus pacientes.  Las invocaciones y oraciones son también un modo efectivo de incrementar la fuerza del Reiki. Mientras das un tratamiento, o antes de darlo,(como ya citamos)  puedes pedir a los Maestros Ascendidos de Reiki, como Jesús, Buda, Krishna, Rama, Nanak u otros Maestros Ascendidos, ángeles o guías, o directamente a Dios, o a la energía Reiki en sí misma, que tus energías Reiki se fortalezcan y que te bendigan a ti y a tu paciente.

También tu nivel de Reiki se incrementará notablemente cuando hagas el siguiente curso de Reiki y pases al próximo nivel. La iniciación del siguiente nivel y el uso de los símbolos que éste conlleva mejorarán definitivamente el nivel de tus tratamientos con Reiki.

Tu Reiki, también puede mejorarse recibiendo iniciaciones adicionales del mismo nivel que ya tienes. Aunque sólo necesitas una iniciación para tener el Reiki el resto de tu vida, las sintonizaciones extra del mismo nivel reforzarán y refinarán tus energías Reiki. Muchos Maestros dan sintonizaciones extra gratis, y algunos por una pequeña cantidad de dinero. Algunas veces los nuevos Maestros necesitan gente para practicar, así que anímate y hazte voluntario. Estas reiniciaciones  o bendiciones son también muy útiles como sanación adicional. Un grupo de Maestros puede practicar las sintonizaciones entre sí, y fortalecer así sus energías Reiki. Hay que dar las sintonizaciones a cada una de las personas del grupo. Cuando varios practicantes de Reiki se unen, se produce un efecto de acoplamiento del poder luminoso de sus voluntades reunidas. Es por eso una situación maravillosa que merece ser aprovechada para sanar cualquier condición crítica, individual o colectiva. Los Círculos Reiki resultan tremendamente positivos para todos los que los forman, y no sólo para los receptores de los tratamientos.

 El Antahkarana que se da en la iniciación del Tercer Grado, también subirá las vibraciones de tus tratamientos. Puedes colocarlo bajo tu camilla o en las paredes de la habitación.

 

Como decía el Dr. Usui, "No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy". Practica tu auto tratamiento de Reiki cada día. Si tienes poco tiempo, recuerda lo que decía la Sra. Takata, "Un poco de Reiki siempre es mejor que nada de Reiki". Practica al menos un autotratamiento de chakras cada día, la gracia y la protección divinas siempre estarán contigo.

Volver arriba.

PRACTICAR REIKI EN LA PARTE  ANTERIOR. Luego de haber ambientado una habitación para nuestra terapia, y de haber pedido permiso y prepararnos para darnos REIKI, empezamos por;

 1-Colocar las manos sobre la cara, los dedos en lo alto de la frente. Esta posición reduce el estrés, alivia la ansiedad y proporciona relax.

 

 

 

 

 

 

2-Colocar las manos sobre la garganta, una palma a cada lado del cuello. Esta posición trabaja las glándulas tiroides y paratiroides. Aporta autoestima, estabilidad mental y creatividad.

 

 

 

 

 

 

3-Colocar las manos en el centro del pecho. Trabaja el corazón, controla el envejecimiento, genera claridad y equilibra el PLEXO SOLAR.

 

 

 

 

 

 

4-Colocar las manos en la boca del estómago. Trabaja el sistema digestivo. Reduce el estrés, aporta autoconfianza. Disminuye la confusión mental, equilibra el CHAKRA OMBLIGO.

 

 

 

 

 

5-Colocar las manos en la parte baja del vientre, con las puntas de los dedos hacia el hueso púbico. Trabaja los órganos sexuales, reduce los vicios y miedos. Promueve la creatividad.

 

 

 

 

6-Sentado, sujete el pie izquierdo y luego el derecho, lo sujetamos con las dos manos, una el la palma del pie y la otra en el dorso del mismo. Con esta posición se trabaja la circulación, armoniza el cuerpo áurico emocional, el mental y el astral.

 7-Cerramos la sesión y damos gracias.

Volver arriba.

Parte posterior. Hay que tener en cuenta que nunca se aplicará Reiki sobre la columna vertebral, ya que si está desviada, lo que haremos es sellar, la columna tal y como está, en vez de enderezarla. Las manos se colocarán siempre a ambos lados de la columna, en los hombros, en la parte media de ésta y en la cintura. Tanto a nosotros como a terceras personas.

 

 

 

 

 

 

Volver arriba.

Autoequilibrio de los chakras. El equilibrado de chakras es fundamental en toda terapia de Reiki. Si bien es algo que puede hacerse independientemente y exclusivo, también resulta muy eficaz después de haber estado trabajando con energía cualquier chakra. Así, cerraremos nuestro tratamiento de forma positiva.

¿QUE ES EL EQUILIBRADO DE CHAKRAS? Lo más importante es tener muy claro antes de nada qué es un chakra. Los chakras son los puntos o centros energéticos a través de los cuales circula nuestra energía. Cuando nuestra energía circula de forma positiva, nos sentimos felices y sanos; pero cuando nuestra energía circula por esos centros energéticos desequilibrada, entonces es cuando surgen las enfermedades, el malestar emocional y la infelicidad. Hay que recordar, que generalmente las enfermedades están asociadas a los chakras que las rigen, por ello resulta indispensable conocer muy bien dónde están situados cada uno de los siete mas importantes.

Como los chakras son energía y el Reiki es una terapia energética, resulta una técnica muy útil para mantener nuestros centros energéticos en buen estado, y que la energía de nuestro cuerpo circule de forma positiva. Aunque hay tratamientos específicos para cada chakra y zona del cuerpo asociada a ellos, el equilibrado nos permite solucionar ciertos problemas o desequilibrios en todos los chakras a la vez.

Con el equilibrado de chakras podremos ayudarnos a prevenir enfermedades, a recuperar el tono vital y eliminar el malestar emocional. Además, nos aporta energía y ganas de vivir. Si te animas a realizarlo todos los días, comprobarás que tu mente se despeja y todo cobra mayor sentido. Por último, como toda práctica de Reiki, cuando más se practica más energía se canaliza. Permitiéndote amplificar tus cualidades sanadoras.

¿CÓMO SE HACE EL EQUILIBRIO DE LOS CHAKRAS? Después de que hayas asimilado los tres símbolos  de segundo nivel, en caso de que estés iniciado  en este grado. Los alumnos de primer grado solo  se concentraran en el fluir de la energía. 

1.  Lleva tu mano derecha a la zona de tu primer chakra (tu zona genital) allí, realiza el primer  símbolo de REIKI  (sho), con esa mano y menciona  su nombre completo 3 veces.

2.     Después realiza en la misma zona el segundo símbolo (sei) y menciónalo 3 veces

3.    A continuación realiza el tercer símbolo (hom) y menciónalo tres veces

4. Una vez activado los tres símbolos en tu cuerpo leva tu mano izquierda a tu séptimo chakra (encima de tu cabeza) y apoya la mano en la parte superior de tu cabeza. Mantén la mano derecha dando energía en el primer chakra.

5.  Ahora te estas dando REIKI,  así que mantén la posición durante 21 minutos .Si te resulta posible, seria  muy bueno acompañar la terapia con visualizaciones positivas de limpieza, es decir, puedes imaginar que una luz blanca te limpia por dentro eliminando tus toxinas y restableciendo el flujo de energía positiva por tu cuerpo. Por supuesto puedes visualizar lo que más te guste

 

 

OTRA  FORMA  DE EQUILIBRAR LOS CHAKRAS. Ir subiendo tu mano del primer al segundo chakra, la otra bajaría del séptimo al sexto (el de la frente).

Luego la mano inferior al plexo solar, después  la mano superior a la garganta. Luego uniremos las manos (una sobre la otra) en el chakra corazón (nos damos una ración extra de amor).El tiempo es de 3 minutos en cada chakra. Pasado el tiempo deberás quitar los restos de energía de tus manos. Toma como ejemplo, las imágenes: (de manera respectiva)

                 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

Volver arriba.

Equilibrar los chakras a terceros. Equilibrar los Chakras de otras personas es de la misma forma que para nosotros, siguiendo los mismos pasos, solo que con nuestras manos en sus centros energéticos. Y cerrar la sesión o PEINAR EL AURA (se explica en el curso) al terminar.

Volver arriba.

Como terminar una sesión. Al finalizar la sesión se PEINA EL AURA (explicación en el curso) para cerrar la energía. Damos las gracias a los maestros, guías, Dios, etc. Luego se puede masajear los pies para volverle a la realidad física, le indicamos que abra los ojos y que estire sus extremidades. Al terminar el tratamiento a una persona a la que le hemos dado REIKI, hay que insistir en que el paciente se levante con cuidado y suavidad, ya que la energía puede haberle afectado más de lo que sospechamos, causándole mareos o vértigos, así que le ayudaremos a incorporarse. Le ofrecemos un vaso de agua y recomendamos que tome bastante durante los próximos días.

 

 

Volver arriba.

NIVELES Y CURSOS. EL  METODO DE  MIKAO  USUI: El Reiki abre el canal para que la energía Universal fluya a través de nosotros. El practicante no solo, no se cansa de dar tratamientos, sino que en cierto grado se recarga de energía, ya que al pasar la energía siempre queda algo en su cuerpo. Nunca usa la energía propia.

La práctica del Reiki tiene tres grados o niveles y la maestría, de acuerdo con las diferentes iniciaciones.

 

PRIMER GRADO: Este grado abre los canales de la energía a nivel del cuerpo físico, para sí mismo y para otros.  A través de las iniciaciones, el alumno nota ya la energía sutil fluyendo por sus manos, como una sensación agradable y curativa. Este nivel está abierto a todo el mundo, ya que la energía Universal reside en todos y puedes ser canalizada por todo el mundo, no requiere ninguna preparación previa. Se suele impartir en un fin de semana o en cuatro sesiones de tres o cuatro horas.

La iniciación es un proceso de purificación y la sintonización universal. Se levantan bloqueos energéticos, proporcionando el equilibrio y la armonización de los centros energéticos llamados chakras. A través de la iniciación, se van abriendo los canales energéticos, otorgando así la capacidad de transmitir la energía a través suyo y de sus manos. Cuanto más se use más  se amplificará el canal. Hay que decir que en este primer nivel se abren los canales, se amplifica la energía y se protege, de manera que nunca más se cierre; Aunque no se utilice el Reiki, el canal, va a estar siempre abierto.

 

SEGUNDO GRADO: En el segundo grado el alumno recibe tres de los símbolos del Reiki, que son las llaves para que la fuerza vital actúe en una dimensión  más profunda y más amplia. Así logra la capacidad de transmitir energía sanadora a nivel mental y emocional, e incluso ofrecerla a distancia. La energía aumenta de vibración, abriéndonos así a niveles más sutiles de conciencia. El segundo grado requiere haberse iniciado anteriormente en el primer grado y tener la energía fluyendo armoniosamente. Los símbolos ancestrales otorgados a este nivel, es un acuerdo entre Dios y los iniciados en este nivel, permiten intervenir sobre la parte casual de la enfermedad física, que se encuentra a niveles emocionales o espirituales.

Permite ayudar al paciente a volver a  reconectarse con su alma, trabajando a un nivel mental, en presencia física de la persona o a distancia, no importa donde se encuentre el receptor. También ya se permite entrar en conexión con sus ángeles, con sus guías, con sus maestros y también la amplificación del desarrollo de todos los poderes o dones que tiene la persona.

 

TERCER GRADO: El tercer grado en su primera fase, activa los símbolos de la  Maestría de Usui que amplían la conexión con la fuerza universal y nos permite trabajar con la conciencia.

La persona que quiere acceder a este nivel, decide aceptar más responsabilidades en su propia vida, reconociendo que uno mismo es realmente el maestro de su destino, conectando directamente con el poder superior o Dios.

La iniciación en el tercer grado, da el poder y la responsabilidad de utilizar el sistema Usui de sanación específico, para ayudar a otros que reconozcan su verdadera esencia y llevar así este conocimiento a su vida práctica.

 

LA MAESTRÍA: La Maestría de Reiki nos acerca al “conocimiento del ser”, objetivo último de la vida humana en el planeta tierra. Nos permite canalizar la energía desde el plano causal, el plano al que pertenecen los “Maestros Ascendidos del Reiki”, como Usui, Hawayo, Hayasi, Cristo, Buda, Krisna, etc.

Es frecuente que personas entendidas en temas esotéricos, pregunten si es legítimo curar a alguien, ya que la enfermedad podría ser cuestión del karma. Es decir, que la persona que la  padezca, tenga que aprender de ella o sufrirla debidamente para liberar ese karma, pero el Reiki prácticamente no puede influir sobre el karma de un paciente. La energía se ofrece al Yo interior del paciente y se utilizará para lo que le haga falta, conforme al plan global de la vida del mismo, teniendo siempre en cuenta cuestiones del karma y lecciones que el paciente tendrá que aprender de la enfermedad.

Volver arriba.

SESIONES Y PRECIOS. La aplicación de Reiki es muy sencilla y natural. Una sesión de Reiki puede durar aproximadamente una hora o más según las necesidades y disponibilidad del paciente. También existen técnicas de Reiki rápidas de diez a quince minutos para situaciones de emergencia, como accidentes, traumas o estados emocionales agudos. Si por falta de tiempo la persona no pudiera recibir la sesión completa de Reiki no importa, unos minutos de Reiki siempre ayudan. Para quienes reciben Reiki por primera vez, lo mejor es empezar por sesiones cortas entre 15 a 20 minutos e ir prolongándolas progresivamente, según la necesidad. También, podemos equilibrar nuestros Chakras, dos veces diarias, con una duración de 3 a 5 minutos por chakra.

En la actualidad el Reiki está muy extendido, aplicándose sesiones en terapias de masaje, en hoteles, en consultas de naturopatía, en peluquerías e incluso en los hospitales.

La primera sesión Reiki, personalmente, tiene un coste de 30 €, las siguientes si se necesitan o si se desea prolongarlas tendrán un coste de 25 €.

PINCHA AQUÍ PARA MÁS DETALLES. (Cursos, lugares, teléfonos, etc.)

Volver arriba.

CASOS EN LOS QUE NO SE DEBE DAR REIKI.

1-     Cuando se está bajo los efectos de la anestesia, no se debe aplicar Reiki. Conviene aplicar Reiki 24 horas antes de la operación y 24 horas después de la misma, si se ha salido de los efectos sedantes. O bien si se está bajo los efectos de drogas o alcohol.

2-     Cuando se produce una fractura, ya que el Reiki actúa como sellador y puede dejar el hueso roto en la posición incorrecta, mejor aplicar para sanar el dolor producido, a unos 50 cm de distancia de la fractura, de manera indirecta.

3-     Si se produce una quemadura, tampoco conviene aplicar Reiki directamente en la herida, ya que Reiki produce calor y podría agudizar la quemadura.

Volver arriba.

REIKI KARUNA. Los orígenes del Karuna se pierden en el tiempo. Su  propósito  es ayudar al ser humano a recordar su origen divino y reconectar con Dios, recobrando así la conciencia de su unidad con el Ser Supremo, propósito último de la existencia.

Karuna es una palabra sánscrita conocida y utilizada en Hinduismo, Budismo y Zen, con idéntico significado: Compasión. También puede traducirse como acción compasiva, y cuando esta acción se extiende a todo ser viviente sin distinción de raza, credo, ni ideología de ningún tipo, y sin emitir juicio alguno acerca de los actos y forma de vida del prójimo, comprendiendo que todos formamos parte de la gran unidad del universo. "Abrir el corazón a la compasión" significa expandir la energía al centro de conciencia ubicado en el corazón. Compasión no significa piedad o sensibilidad por el sufrimiento ajeno ni sentir el dolor de otros como propio. Cuando tenemos verdaderamente compasión nos preocupamos sinceramente por brindar felicidad a nuestros semejantes ayudándolos a liberarse de sus sufrimientos. Comprendemos que el dolor de los otros viene del miedo, de la ansiedad, de la ignorancia, de haberse olvidado de su chispa Divina. La compasión no es apenas el resultado de la intuición y la comprensión. Es un camino de libertad. Es una respuesta natural y espontánea de un corazón abierto, de un corazón que está en sintonía con la energía de los Maestros Iluminados. Cuando nos despojamos auténticamente de nuestros prejuicios llegamos a comprender el verdadero significado de la palabra compasión, que no es simplemente sentir pena o lástima por alguien, sino que llegamos a ejercer la acción compasiva hacia todo aquello que nos rodea.

Karuna es una energía curativa que nos asiste en despertar a la compasión universal y la sabiduría de nuestra alma. La compasión es un estado del sentido, que cuando está combinado con energía, tiene gran energía transformacional. Karuna se ha desarrollado como resultado entre la humanidad y el divino con la práctica mundial de Usui Reiki. Hay un reino que mezcla cielo y la tierra, donde residen la verdad y la sabiduría. En este reino tenemos acceso a nuestro potencial ilimitado como seres divinos. Este lugar sagrado ofrece una abundancia del conocimiento espiritual, inspiración creativa, bendiciones y las energías de la guía que asisten a la progresión de nuestra alma. Karuna puede ayudarnos a experimentar este nivel del sentido como lugar muy especial de mezclar, de la co-creación y del conocimiento espiritual aumentado.

Karuna, aporta curación a nivel físico, emocional y mental, con ocho símbolos específicos que permiten curación a nivel mas profundo. Hay diversas formas de usar y combinar las curaciones específicas, por ejemplo: sanar relaciones, curar adicciones y patrones de conducta limitantes. Permite la curación de vidas pasadas, y trabajar con aquellos aspectos emocionales que muchas veces funcionan como limitantes, como la sombra y el niño interno. Se facilita el aprendizaje y la claridad mental. También se usa para sanar la Tierra y el reino vegetal.

Karuna trabaja con el elemento fuego, el gran transmutador, que transforma las cosas negativas en positivas, evitando el sufrimiento que produce reconocer la causa que la ha llevado a la situación en ese momento dado, resolviendo su conflicto sin temor y retornando a su propio estado de equilibrio donde se descubre amo y dueño de su vida, por lo tanto aprende a manejar los hilos de su destino. Cuando esta magnífica experiencia se produce en su interior, logra obtener la llave que abre la puerta para que absolutamente todos sus sueños y deseos más profundos se conviertan en realidad.

Karuna da más flexibilidad y permite que los amos del Reiki sean curadores mejores. Los ocho símbolos son como ocho herramientas curativas adicionales con vibraciones más fuertes. Por este motivo, lo enseño solamente a los que sean ya amos del Reiki de Usui.

Karuna es una herramienta de gran alcance para discernir la dirección divina. Todos tenemos capacidades intuitivas que se desarrollen a los grados que varían. La intuición es uno de nuestros regalos más grandes, porque cuando escuchamos y actuamos sobre nuestro saber intuitivo, crecemos más fuertes y espirituales, y venimos a manifestar nuestro propósito divino en cualquier momento.

Cuando hablo de la dirección divina, me refiero a  la inspiración que está disponible para nosotros, para ayudarnos a lograr nuestro propósito en este curso de la vida. Esta inspiración viene de la mente universal, la inteligencia infinita, la misma energía de los guías Reiki.

En el tratamiento no hay inconvenientes en hacer intervenir símbolos de uno y otro sistema, es decir, de Reiki Usui o de Karuna, porque  puedes canalizar energías de un campo y de otro.

Pero en la iniciación se está abriendo un canal y éste debe conectar con el `` plano vibratorio ´´ específico de cada rango de energía. Y es ahí donde existe la separación que ha de respetarse.

El Karuna es para aquellos que están dispuestos a disolver su ego y confiar, sintiendo con alegría como la fuerza de la vida les descubre nuevos  pasajes interiores, y crea un nuevo destino.

El Karuna te abre para que trabajes más estrechamente con todos los Maestros y seres iluminados.

Este es un sistema completo con tres iniciaciones, cuatro símbolos maestros y ocho símbolos de tratamiento. Hemos experimentado y usado este sistema resultando efectivo y poderoso. La energía se siente más sutil y funciona principalmente sobre los niveles espirituales, mentales y emocionales, y te ayudan a sentirte más lúcido, centrado y equilibrado.

El Karuna consta de 1º, 2º, 3º nivel y la maestría. El 1º y 2º nivel se hacen ambos en un mismo fin de semana. Haz clic aquí para ver los contenidos del seminario.
Como terapia las personas obtienen excelentes resultados, se usa integrado con Reiki Usui, lo que produce un efecto muy positivo.

LAS INICIACIONES DE KARUNA REIKI SIGNIFICAN:

Potenciar la conexión espiritual con los Maestros de la Acción Compasiva.

Sintonizarse con la energía de Karuna Reiki significa recibir directamente sus bendiciones, su paz y su amor ilimitado, como una semilla que no dejará de crecer y fructificar en nuestra alma.

Una mayor apertura del chakra del corazón.

El corazón es el centro psíquico, el loto del alma o ser individual encarnado, donde se contiene la esencia de nuestra naturaleza. Cuando la energía de Karuna nos toca interiormente, como en sus iniciaciones, el chakra emocional y anímico se abre, revelándonos gradualmente los secretos de nuestro destino en la tierra, el propósito y misión de nuestra alma mientras se manifiesta en el vehículo corporal.

Recibir protección personal y espiritual.

Los Maestros de la Luz son amor puro, de manera que al abrirnos a la comunicación con ellos notaremos cómo su Presencia siempre cuida de nosotros, nos protege y armoniza las circunstancias de nuestra vida para que evolucionemos y nos realicemos felizmente. Como un círculo en expansión, nuestro mundo se vuelve cada vez más positivo desde el centro de nuestra conciencia. Karuna es luz que sana y pone orden en todos los planos de la conciencia-energía de quienes lo reciben. Cuando nos iniciamos en su vibración y comenzamos a desarrollar el Amor Compasivo nos cualificamos como agentes de salud para todos los seres, en bodisatvas de la medicina, terapeutas y sanadores, cuya presencia y actividad creativa curan y atraen lo mejor para cada uno. Karuna despierta la deidad latente en nuestro corazón, y nos permite relacionarnos desde la conciencia del potencial divino de cada otro ser.

Volver arriba.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES.

¿Quién puede recibir Reiki? Cualquier persona puede tomar una sesión de Reiki aislada que  le permitirá renovar energías, aminorar el estrés, quedar relajada. Aumentar el Ki. Este sentimiento de confortabilidad será muy agradable. Es como un bálsamo para el alma.

¿Tiene efectos secundarios? Es una energía curativa, sutil y autoequilibradora, no tiene efectos secundarios y puede complementarse con otras terapias y con la medicina convencional. (Ver en que casos no conviene aplicar Reiki)

¿Todo el mundo puede iniciarse? Toda persona que desee iniciarse puede hacerlo, Reiki no responde a un credo, ni política, ni otro tipo de creencias, es Energía Universal, no se necesita tener ningún tipo de requisito, no importa la edad.

¿En tan poco tiempo se aprende? Esta es una de las preguntas más frecuentes, muchos se cuestionan aprender Reiki, como aprender y obtener tantos beneficios que posee, en tan poco tiempo, pero si, si se puede, pues se trata de alinear los chakras y armonizarlos, al iniciarse se abren nuevamente o se “desatascan” los bloqueos que impedían una correcta circulación, luego aprender a dejar fluir la energía, a sentirla sobretodo, a experimentarla, seguida de las posiciones.

¿Puedo meditar con Reiki? Con Reiki se puede meditar, pues ayuda a relajar la mente con mayor rapidez y fluidez para quedar abiertos a la meditación. Además con el 2º nivel, el 3º nivel y Karuna podemos ayudarnos de los símbolos sagrados para guiar esa meditación y regenerar partes de nuestro cuerpo o situaciones.

¿Se les puede aplicar a los animales y personas operadas? Por supuesto que se puede aplicar Reiki a los animales, algunos más que otros son más receptivos, incluso se acercan a ti buscando el calor de las manos una vez que lo haya recibido. Los usos del Reiki son infinitos, se pueden canalizar a seres humanos, plantas, animales, se puede dar Reiki a remedios para quitarles los efectos nocivos y potenciar los buenos. Cuando se está bajo los efectos de la anestesia es conveniente no aplicar reiki, se debe esperar a que la persona haya despertado.

Volver arriba.

ESTUDIOS Y EXPERIENCIAS SOBRE EL REIKI. En 1996, Diane Wordell, Ph.D., y Joan Engebretson, Dr.P.H., ambos profesores asociados de la Universidad de la Ciencia de la Salud de Tejas Houston, llevaron a cabo un estudio centrado en el efecto que produce Reiki en los campos bioquímicos y fisiológicos del paciente.

En el estudio participaron 23 personas, las cuáles estaban conectadas a una máquina que medía su temperatura corporal, presión de la sangre y la respuesta de sus músculos antes, durante, e inmediatamente después de una sesión de 30-minutos de Reiki.

Los resultados demostraron que la temperatura de la piel aumentaba, lo que indica relajación; "Cuando una persona tiene estrés, la circulación va a los órganos importantes en lugar de a la piel. Si la piel de una persona está caliente, indica que está relajada" -explica Wordell.

Según Wordell, los participantes experimentaron además, un aumento significativo en la presión arterial, los niveles de saliva aumentaron perceptiblemente, indicando el buen funcionamiento inmune y los niveles de ansiedad cayeron.

Eficacia deL Reiki: Las mejoras en el bazo y sistema nervioso son reales según lo cuantificado por la investigación electrodermal.
Brewitt, B., Vittetoe, T, y Hartwell, B., 1997.
Terapias Alternativas, Julio De 1997, Vol.3, No.4, PG.89

Gracias a la investigación electrodermal se han podido comprobar las  mejoras producidas por Reiki en bazo, inmune y la función del sistema nervioso. También se comprobó una reducción del dolor, un aumento en la relajación, y más movilidad en pacientes con condiciones crónicas como esclerosis múltiple, lupus, fibromialgia, bocio de la tiroides.

 

 

Utilizando reiki para apoyar pacientes en cirugía.
Aladydy, Patricia and Kristen Alandydy, 1999.
Journal of Nursing Care Quality, 1999 Apr; 13(4): pp. 89-91.

A los pacientes quirúrgicos del Columbia/HCA Portsmouth Regional Hospitalein Portsmouth, New Hampshire se les dio la opción de someterse a 15 minutos de tratamiento Reiki antes y después de una cirugía. En 1998 más de 870 pacientes participaron en el estudio. Como resultado, hubo una menor utilización de medicación contra el dolor, las estancias en el hospital fueron más cortas y la satisfacción del paciente creció.

Motz, Julie, 1998.
"Manos de vida".
New York; Bantam Books, 1998

Reiki fue utilizado en la sala de operaciones del Centro Médico Presbyterian de Colombia, en New York City. The New York Times Magazine, escribió sobre el uso de Reiki durante las cirugías a corazón abierto y los trasplantes de corazón realizados por el Dr. Mehmet Oz.
Ningunos de los 11 pacientes del corazón tratados con Reiki por la maestra de Reiki Julia Motz experimentó la depresión postoperatoria normal. Por otro lado, los pacientes con bypass no tuvieron ningún dolor postoperatorio ni debilidad en las piernas y los pacientes con transplante no experimentaron rechazo al órgano transplantado.

Cáncer Prev Control 1997 Jun; 1(2):108-13
Utilizando reiki para controlar el dolor: estudio preliminar.
Olson K, Hanson J.
Cross Cancer Institute, Edmonton, Alta.

** El propósito de este estudio es explorar la utilidad de reiki como terapia de apoyo contra el dolor. Puesto que no se han encontrado estudios en esta área, se realizó un estudio experimental que implicaba a 20 voluntarios: todos ellos padecían dolores en 55 sitios por diferentes razones, incluyendo cáncer.

El dolor se midió usando una escala análoga visual (VASO) y una escala de Likert inmediatamente antes y después del tratamiento de Reiki.

Ambos instrumentos demostraron (p < 0.0001) una reducción altamente significativa en el dolor después del tratamiento de Reiki.

El gobierno de los EE.UU. reconoce Reiki como medicina complementaria
La National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM) (Centro Nacional para medicina complementaria o alternativa), un componente de la National Institute of Health (Instituto Nacional de la Salud), con información respecto al reconocimiento oficial de Reiki. También contiene información sobre pruebas e investigaciones oficiales que se están llevando a cabo con Reiki.

***En el mundo hay muchas experiencias. En algunos países, Reiki es una terapia incluida en el sistema sanitario público. En otros hay múltiples experiencias de voluntariado Reiki. En España acabamos de empezar, pero con fuerza.

REIKI EN ESPAÑA. El Ramón y Cajal utiliza esta técnica en pacientes con cáncer. Cuando la doctora Araceli García propuso en el hospital 12 de  Octubre, donde trabaja como cirujana pediátrica, una charla informativa sobre el Reiki -terapia japonesa que sana con las manos- barajó por un segundo la posibilidad de que la tomaran por loca. “Pero pensé que estaba presentando algo que a mí me había servido para encontrarme mejor y se me quitó el miedo al rechazo”, cuenta.

REPORTAGE DE TELEMADRID: Pincha en este vínculo:

http://www.youtube.com/watch?v=vdehyV3amYQ

 

 

 

TESTIMONIOS FEACIENTES. Según Marilyn Vega, enfermera privada que trabaja en el Hospital Otorrinolaringológico de Nueva York, el Reiki acelera la recuperación post-quirúrgica, mejora la actitud mental y reduce los efectos negativos de los medicamentos y de otros procedimientos médicos. Vega, Maestra de Reiki, incluye el Reiki en su trabajo de enfermera. Como a los pacientes les gusta el Reiki, se ha corrido la voz en el hospital, y otros pacientes requieren sus servicios, al igual que parte del staff del hospital. Ha realizado sesiones de Reiki en el Memorial Sloan Kettering Hospital, entre otros a pacientes que recibieron un transplante de médula. Reconociendo el valor del Reiki en el cuidado de los pacientes, 6 médicos y 25 enfermeras han tomado clases con ella.

Julie Motz, practicante de Reiki, ha trabajado junto al Dr. Mehmet Oz, cirujano cardiovascular, en el Columbia Presbyterian Medical Center, (Nueva York)

El Dr. David Guillion, oncólogo de este hospital, ha dicho: "Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar al paciente. Aquí se practica una medicina de alto nivel, pero la curación es un proceso multidimensional. Apoyo la idea de que las técnicas que trabajan con energía pueden contribuir a la curación".

Desde el mes de Mayo 1995, existe una clínica de Reiki en el Tucson Medical Center de Arizona. Al principio, la iniciativa fue aceptada solo en el ala de cuidados oncológicos, y los médicos tenían que dar su aprobación  antes de dar un tratamiento de Reiki a un paciente. Ahora, se practica el Reiki en muchas otras alas del hospital y son las enfermeras quienes tienen que hacer la demanda de tratamientos, sin necesidad del permiso del médico. A los pacientes les gustan las sesiones de Reiki y piden más. Las enfermeras notan efectos positivos, en los pacientes, como: menos dolor, más relajación, mejor sueño, mejor apetito y una mayor cooperación de su parte.

 

**Portsmouth Regional Hospital de Portsmouth, New Hampshire. Una empleada del hospital, Patricia Alandydy, enfermera y Maestra de Reiki, introdujo el Reiki en este establecimiento en la primavera de 1997 y se utiliza especialmente en el área de cirugía. Inició a unas veinte personas, miembros del personal del hospital, y durante los primeros seis meses dieron sesiones de Reiki a 400 personas. Al paciente que lo desea, se le suele dar una sesión completa de Reiki la mañana misma de su ingreso y otra de 15 - 20 minutos antes de ir a la sala de operación.

Ya que los resultados positivos del Reiki han quedado demostrados, la técnica ha ganado credibilidad entre los médicos del hospital. Al mismo tiempo, Patricia Alandydy abrió una clínica de Reiki privada que funciona dos veces a la semana. Dispone de 17 camillas de masaje y, a pesar del número importante de voluntarios, hay a menudo lista de espera. Los enfermos que vienen aquí padecen de SIDA, dolores, efectos secundarios de la quimioterapia o radioterapia, etc. Los pacientes vienen por sí mismos o los mandan los médicos.

**El Centro Médico del Pacífico (California Pacific Medical Center), uno de los hospitales más grandes del norte de California, incluye una Clínica de Salud y Sanación (Health and Healing Clinic) donde se utilizan una gran variedad de técnicas complementarias: Reiki, medicina china, biofeedback, acupuntura, homeopatía, fitoterapia, y aromaterapia.

**El Dr. Mike Cantwell, pediatra especializado en enfermedades infecciosas y Maestro de Reiki, da una sesión que puede durar de una a tres horas y, después deriva al paciente a otro practicante de Reiki que continúa con las sesiones fuera del hospital. A los pacientes que responden favorablemente se les sugiere que tomen un curso para poder utilizar Reiki sobre sí mismos. El Dr. Cantwell dice: "El Reiki es muy eficaz para dolencias agudas, tales como dolores y heridas óseos y musculares, jaquecas, infecciones agudas y asma. Asimismo, es muy útil para los pacientes que padecen enfermedades crónicas en general, y especialmente para los que padecen dolores crónicos".

PARA TOD@S NUESTROS ALUMN@S. Estamos a tu disposición: puedes consultar todas tus dudas y reservas sobre el nivel de Reiki que has hecho u otros cursos conmigo. Si tienes preguntas que hacer que se te pasaron durante el curso, o dudas que hayas experimentado luego, si quieres compartir tu experiencia con Reiki, comentarme como llevas los días de limpieza, cómo hacer tu parrilla de poder o tu mandala, o si necesitas hablar de algo que no exteriorizaste durante el seminario, etc. Te ofrezco una vía de contacto para escucharte y ayudarte.

Tus dudas sobre el 1º nivel de Reiki, envíalas a: reiki1@salvadorsuarez.es

Tus dudas sobre el 2º nivel de Reiki, envíalas a: reiki2@salvadorsuarez.es

Tus dudas sobre Karuna, envíalas a: karuna@salvadorsuarez.esEsta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Tus dudas sobre otros seminarios (sanación holística con Reiki; seminario de los sueños e interpretación; seminario de regresión hipnótica a vidas pasadas; gemoterapia; etc.) envíalas a:  curso@salvadorsuarez.es

Volver arriba.

VOLVER AL MENÚ DE INICIO.