Aprovecha las vacaciones

vacaciones

Las vacaciones son un medio excelente para superar la ansiedad y dejar atrás tensiones estresantes. Para ello, el destino que se elija, para el período, debe ser adecuado. Hasta principios del siglo XX era común que los médicos escogieran cuidadosamente las vacaciones para sus pacientes, como se hace en general con los medicamentos.

Son muchas las personas que argumentan que consideran indispensable la soledad, y el tranquilo aislamiento que pueden brindarles las vacaciones, arrancándolas de la barahúnda de las ciudades. Sin mucho cuidado se embarcan en grupos de ritmo agitado para su descanso y cuando terminan con su agitado viaje retornan más tensos y cansados que cuando partieron.

La palabra vacaciones se origina en el término latino vacatio. Este vocablo significa a un tiempo vaciamiento y suspensión de las actividades normales. Por este motivo, este retiro debería ser un sereno adentramiento en la profundidad del propio ser, lejos del entorno cotidiano.

Muchos piensan que las vacaciones, conceptualmente, están identificadas con un largo viaje. Tal vez no aciertan a encontrar el camino para practicarla en casa en el curso de la vida de todos los días.

Vacaciones breves y reiteradas proporcionan una especie de cura o convalecencia natural. Los japoneses combinan una extremada tasa de enfermedades vinculadas al estrés con el más reducido registro mundial de días de vacaciones.

Durante nuestras vacaciones podemos dedicar un tiempo para redescubrirnos, recrearnos, para disfrutar de una vida íntegra y sana que nos procure bienestar en compañía de amigos y en un ambiente descansado y distendido, compaginando sabiduría, descanso y diversión, disfrutando de talleres de crecimiento personal, de momentos de soledad, si así lo deseas, tertulias, meditación y muchos momentos para compartir. Conectando con la naturaleza y con tu cuerpo, armonizando y equilibrando tus centros energéticos, favoreciendo la conexión con tu verdadero SER.

vacaciones 1Cuando llega el verano brilla el sol, las ciudades se inyectan de vida, estamos recargados de ideas, los ánimos están más exaltados y el cuerpo comienza a sudar. Debido al aumento de la temperatura y de la actividad en la energía del ambiente, es recomendable implementar algunas modificaciones tanto en nuestra práctica como en nuestra vida diaria para compensar el calor, sacar lo mejor de las cualidades que usualmente lo acompañan y fluir al compás de las energías de dinamismo, arrojo y crecimiento de estos meses.

Por sus cualidades relacionadas con el calor y la actividad, el verano tiene características que en ayurveda llamaríamos pitta y que debemos mantener balanceado. Pitta es uno de los tres doshas, o características relacionadas con el fuego y el agua, que se manifiestan en nuestra mente y cuerpo. Pitta tiene como características que es caliente, húmedo y ligero. Las cualidades mentales pitta son la voluntad, la inteligencia, la actividad y en estado de desbalance, la rabia e irritabilidad. El verano aumenta el pitta, por lo que es bueno compensarlo con actividades y elecciones cotidianas que nos ayuden a mantener la paz interior, que ayuden a enfriar el cuerpo y la mente y que nos ayude a estar sosegados.

Aquí te damos unas recomendaciones yóguicas, basadas en estas ciencias holísticas de la India para que tengas como pautas y puedas disfrutar al máximo las oportunidades para crecer, estar saludable y en armonía durante la temporada más soleada del año. Acuérdate que cada cuerpo es diferente y que debes siempre buscar lo que funciona específicamente para ti.

• Espiritualidad: el verano es expansivo y energético por naturaleza. Aprovecha estas cantidades desbordantes de energía para abrir tu corazón, para perdonar y sanar, para comunicarte, invitar más personas a tu vida. Ábrete a conocer, a pasear, a cambiar las rutinas, a sacudir tus parámetros mentales, a escuchar otros puntos de vista y a aprender cosas nuevas. Es un lindo momento para compartir todo el amor y la alegría que has sembrado durante todo el año. Camina por la naturaleza. Levántate temprano. Retoma proyectos y cree en tus capacidades. Respira. Ríe. Vive.

• Meditación: la meditación es especialmente importante durante los meses de calor para mantener el equilibrio, ya que durante el verano la mente tiende a volverse un poco hiperactiva. Nos podemos sentir un poco sensibles e irritables, y posiblemente ansiosos y desconcentrados debido a la cantidad de energía que hay en el ambiente. Los mantras, la música relajante y el yoga nidra son adecuados para que tu mente esté tranquila. Puedes practicar unos minutos en la mañana para estar en equilibrio durante el día y antes de dormir te puede ayudar a despejar tu mente y a conciliar el sueño.

• Pranayama: los ejercicios de respiración (pranayama) que enfrían el cuerpo son las ideales en este momento del año. Uno muy sencillo es Sadant: siéntate con la espalda recta, junta los dientes superiores con los inferiores y abriendo los labios, respira por los espacios entre los dientes, sintiendo el aire frío. Exhala por la nariz. Shital quiere decir en sánscrito calmante y el pranayama Shital es también apropiado para esta época del año. Saca la lengua y dale forma de tubo. Respira a través de este espacio, guarda la lengua y retén unos segundos. Exhala por la nariz.

• Posturas: Aunque el calor nos pueda dar un poco de letargo y pensar en movernos puede no ser la idea más atractiva de todas (tu corazón tiene que trabajar más), no abandones tu práctica durante el verano. Nuestro cuerpo sigue necesitando las asanas para mantener su flexibilidad y fortaleza, para oxigenarse y desintoxicarse, y también para el funcionamiento adecuado de los órganos internos y procesos vitales. Nuestra mente también necesita sus efectos calmantes, ahora más que en ningún otro momento del año.

Más bien disminuye la exigencia; el calor el suficiente reto. Dale profundidad a tu práctica dirigiendo tu atención hacia tu interior para compensar la agitación mental. Disminuye las secuencias vigorosas y prefiere posturas calmantes. Incluye una relajación más larga al final y escucha tu cuerpo. Descansa cuanto sea necesario. Es ideal aprovechar estos días radiantes para movernos y vigorizarnos con la energía del ambiente mientras conservamos la conexión con nuestro ser. El yoga físico y las técnicas como la meditación y la respiración siempre nos ayudan a sentirnos más calmados y enfocados. Estas son algunas posturas de yoga para el verano.

• Alimentación: para la ciencia del yoga existen tres tipos de cualidades de la energía (gunas): la inactiva, la activa y la armoniosa. El mundo, los entornos, las personas, los objetos, los espacios, los alimentos, los estímulos, todos están permeados por alguno de estos tres tipos de energía. El verano es, dentro de estas categorías, una estación rajásica, tendiente a ejercer fuertes estímulos y gran actividad. Durante el verano evita los alimentos rajásicos (aquellos que tienen un efecto excitante en la mente) como las especias, el café, los azúcares, el picante. Prefiere los alimentos frescos y ligeros (frutas, verduras, cereales, que son ejemplos de alimentos que traen claridad o equilibrio) a los pesados y ricos en grasa. Toma mucha agua.

Rituales

El conocer el significado de los elementos te ayudará para realizar mejor tus rituales.

ELEMENTO AIRE

El elemento aire es el encargado del pensamiento y la palabra; nos inspira y aconseja y agudiza nuestra mente. Los grandes descubrimientos, los inventos y las creaciones musicales fueron inspirados por el elemento aire.

Su vehículo son los vientos, las fragancias y las notas musicales. Evocan en nosotros recuerdos ancestrales y nos llevan a encontrar nuevas realidades Todo cuanto existe tuve que ser pensado primero para cobrar vida posteriormente en el plano físico.

El aire es el elemento de las ideas, la elocuencia, el movimiento dirigido hacia metas claras, la comunicación verbal y escrita. Cuando despertamos a los seres elementales del aire en nuestro interior, estamos creando un espacio para escuchar y ser escuchados; es el eco den la cima de una montaña que nos revitaliza w inspira con su aire freso.

Trabajar con el elemento aire nos permite aclarar nuestros pensamientos, dejar fluir las ideas y soñar despiertos.

Tipo de Rituales

Con la ayuda de la reina elemental del aire puedes crear hechizos y rituales mágicos de concentración, elocuencia, estudio, habilidades verbales y literarias, inspiración poética, ideas creativas, resolver discusiones, iniciar proyectos, plantear metas futuras, soñar despierto, realizar viajes y cambiar de ambiente.

ELEMENTO FUEGO

El elemento fuego nos trae la fuerza, la valentía, el coraje y la pasión por la vida. Es la energía en acción que nos motiva a levantarnos cada mañana y comenzar a trabajar. El fuego interior nos impulsa a buscar nuevos caminos, a enfrentar nuevos retos y correr riesgos.

Cuando trabajamos con el fuego nos sentimos vigorosos, entusiastas, optimistas y creativos. La danza activa al elemento fuego, nos conecta con la alegría de vivir y con la fuerza interna. El fuego puede convertirse en una experiencia avallasadora, arrebatada y desenfrenada.

La naturaleza inesperada del fuego nos impulsa a guiarnos por nuestros instintos, actuar sin pensar y lanzarnos a la a ventura sin medir las consecuencias.

Cuando despertamos a los seres elementales del fuego en nuestro interior estamos creando un fuego sagrado que nos calienta, reconforta y reanima a continuar la jornada cuanto estemos exhaustos. El fuego interior se convertirá en una antorcha que nos guía y nos llene de valor y coraje cuando nos sintamos temerosos y confundidos.

Tipo de Rituales

Con la ayuda del rey elemental del fuego puedes crear hechizos y rituales mágicos de fuerza física, protección, valor, iniciativa, energía, deseo sexual, sensualidad, belleza, pasión, entusiasmo, capacidad de gozo, alegría, optimismo, alto rendimiento, capacidad de terminar los proyectos que iniciamos y amor por uno mismo.

ELEMENTO AGUA

Es el elemento de los sentamientos, las emociones, el amor, los sueños, el inconsciente y el poder de la intuición.

Nos habla del corazón mismo del ser humano; de los deseos y temores ocultos en el fondo del lago. Trabajar con el agua es atrever a sumergirnos y descubrir lo que hay en el fondo de nuestro corazón, Es dejarnos llevar por la intuición y percibir los sutiles cambios de la naturaleza.

El elemento agua está relacionado con la inspiración espiritual, con la meditación, los estados de trance y la imaginación creativa. La literatura, los cuentos y la pintura nos ayudan a entrar en contacto con el elemento agua, percibiendo la realidad de diferentes maneras.

Cuando despertamos a los seres elementales de las aguas en nuestro interior estamos creando un lago mágico al cual acudir a pedir deseos, hacer consultas, pedir orientación mágica y espiritual; enfrentar a los monstruos que duermen bajo el agua y observar nuestro reflejo.

Tipo de Rituales

Con la ayuda de la reina elemental del agua puedes crear hechizos y rituales mágicos de compasión, amor, sensibilidad, paz interior, salud mental y emocional, intuición, percepción, adivinación, introspección, control interior, auto descubrimiento, sueños mágicos, inspiración artística, creatividad, belleza, armonía familiar, autoestima y aceptación de ti mismo.

ELEMENTO TIERRA

Éste es el último y el primer elemento en el círculo de la energía. De a tierra provenimos y a ella debemos regresar. Es el elemento de la nutrición, de la seguridad, la protección, la estabilidad y la disciplina.

Trabajar con la tierra implica tener paciencia para esperar tranquilamente el momento en el que las cosas surjan. Los bosques, las selvas, las playas o los desiertos no se formaron en un día; el crecimiento requiere de tiempo, Constanza y perseverancia.

Cuando despertamos a los seres elementales de la tierra en nuestro interior estamos creando un espacio fértil, pacífico, seguro y nutricio en nuestra alma.

Es un oasis en medio de la confusión, la rapidez y las exigencias de la vida actual; un lugar al cual poder acudir cada vez que necesitemos un poco de seguridad, alimento y estabilidad.

Tipo de Rituales

Con la ayuda del rey elemental de la tierra puedes crear hechizos y rituales mágicos de protección, seguridad, constancia, perseverancia, solidez, trabajo, ganancias materiales, salud física, relaciones duraderas, concentración, pertenencia y equilibrio.

 

Info google y salvador suarez

San Juan

san juanLa Víspera de San Juan o Noche de San Juan es una festividad cristiana, si bien coincide con otras fiestas de origen pagano (Litha) celebradas el 21 de junio (solsticio), en la que se suelen encender hogueras o fuegos, ligada con las celebraciones en las que se festejaba la llegada del solsticio de verano, el 21 de junio en el hemisferio norte, cuyo rito principal consiste en encender una hoguera. La finalidad de este rito era “dar más fuerza al sol”, que a partir de esos días iba haciéndose más “débil” –los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno-. Simbólicamente el fuego también tiene una función “purificadora” en las personas que lo contemplaban. Se celebra en muchos puntos de Europa, aunque está especialmente arraigada en España, Portugal, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Reino Unido.

La fiesta cristiana de San Juna es el 24 de junio, seis meses antes del nacimiento de Jesús, que es el 24 de diciembre. Estos seis meses es la diferencia que los evangelios indican entre uno y otro nacimiento. No obstante, tres días de diferencia de ambas fechas con ambos solsticios hace que no sea razonable asignar esta fiesta al solsticio, y los estudiosos se inclinan por el hecho de que el 24 de diciembre, nacimiento de Jesús, se asocia más razonablemente a la celebración judía de la Hanukkah o dedicación del Templo (Jesús era el nuevo Templo para los cristianos). Según este razonamiento, la fiesta de San Juan no tendrá nada que ver con las celebraciones paganas del solsticio de verano. Una diferencia de 3 días es demasiado margen para el conocimiento astronómico de cualquier época que consideremos. En América Latina, en el nordeste de Argentina, Brasil (tiene festas Juninas), Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela, la noche de San Juan está así mismo relacionada con antiquísimas tradiciones y leyendas españolas como la Leyenda de la Encantada.

En muchos lugares no cabe duda de que las celebraciones actuales tienen una conexión directa con las celebraciones de la antigüedad ligadas al solsticio de verano, influidas por ritos precristianos o simplemente vinculados a los ciclos de la naturaleza. Sin embargo, en otros lugares (por ejemplo, España y Portugal) la existencia de una vinculación entre las celebraciones del solsticio de verano (hemisferio norte) que tuene lugar el 20-21 de junio y las celebraciones del día de San Juan (el 24 de junio) varían en función de las fechas, la discontinuidad en la celebración, las tradiciones y costumbres, etc. Pese a ello, se observan elementos comunes, como es la realización de hogueras en las calles y plazas de las poblaciones donde se reúnen familiares y amigos.

La vinculación de los ritos ligados al solsticio de verano con otra celebración popular y bastante extendida del mes de junio, las “verbenas de San Pedro” (el 29 de junio), resulta aún menos clara.

Canarias

Esta festividad se celebra en todo el archipiélago la noche del 23 de junio y la madrugada del 24.

Es una gran tradición en la isla de Gran Canaria y sobre todo en Las Palmas de Gran Canaria, pues la ciudad se fundó el día de San Juan de 1478 y suele tener actos previstos para festejarlo toda la semana. Además de las hogueras en las playas, en especial en la Playa de Las Canteras donde se congregan miles de personas siendo una de las fiestas más multitudinarias del archipiélago, barrios y pueblos, se organiza un concierto gratuito cerca del Auditorio Alfredo Kraus, al aire libre y un gran despliegue de fuegos artificiales en la Playa de Las Canteras. El día de San Juan es festivo en la ciudad.

En la isla de Tenerife se celebran varias fiestas de San Juan de gran tradición: En Punta del Hidalgo, esta fiesta es denominada por los punteros como San Juanito. Antes de oscurecer, un grupo de jóvenes recoge la imagen del santo de la iglesia del pueblo y lo traslada a hombros hasta un lugar a las orillas del mar al que llaman “el Güigo”. Acompañado de rondallas lugareñas, en paseo romero, parando al ritmo de los tragos de vino, descansa esta pequeña imagen en la ermita costera. Allí se realiza la quema de las hogueras mientras anochece entre parrandas y hechizos. En el Puerto de la Cruz también se festeja la noche de San Juan. La tradición consiste en la quema de hogueras en la playa que se mezcla con el adorno de los chorros típicos del municipio (fuentes públicas) con elementos vegetales: frutas, verduras, palmas, flores. Desde hace muchos años Playa Jardín celebra en conmemoración a este día un concierto con posterior espectáculo pirotécnico. El mismo día de San Juan, la mañana del 24 de junio, se produce el denominado baño de las cabras en el Muelle pesquero de la ciudad turística del norte de Tenerife. También en esta isla, destaca la que se celebra en la Playa de las Teresitas en Santa Cruz de Tenerife, con gentes venidas de toda la isla.

Rituales de San Juan

Ritual de Agua Salada.

Salto de hoguera: El primer paso del “ritual con agua salada en la noche de San Juan” es el salto de la hoguera. Es importante relajarse y pasarlo bien. Si ves que la llama está muy agitada o muy elevada, no debes intentar saltarla para evitar accidentes. Lo mejor es que esperes el momento justo para poder hacerlo. Mientras lo haces tienes que pensar en todo lo negativo que has vivido en lo que va de año. Esos pensamientos saldrán de tu mente y se quemarán en la hoguera para dar paso únicamente a los positivos. Baño de sal: Cuando hayas acabado del paso anterior, deberías ir inmediatamente a darte un chapuzón en el agua del mar. Si esto no es posible, puedes meter solamente los pies. También puedes cambiar el baño en la playa por uno en tu casa. Llena la bañera completamente y añade sal. Después date un baño que dure unos 15 minutos y habrás purificado todas esas energías negativas del mismo modo que lo habrías hecho en la playa.

Ritual de las velas.

Tan solo necesitaremos una vela. Deber ser encendida exactamente a las 12 en punto de la noche. Asegúrate de no perderla de vista en ningún momento. Concéntrate en la llama y pide a San Juan que te conceda el deseo que tienes en la mente.

Significado de los colores:

Rosa: este tipo de vela se utiliza para problemas o peticiones relacionadas con el amor.

Verde: si quieres mejorar tu relación laboral o algo que tenga que ver con los negocios o el dinero, esta es tu vela.

Azul: relacionada con asuntos de prosperidad. También para encontrar la paz en el caso de haber perdido a alguien de forma muy reciente.

Verde: para problemas relacionados con la salud o prevención de aparición de enfermedades graves.

Rojo: relacionado con la pasión o para animar a personas que puedan estar deprimidas.

Amarillo: para mejorar aspectos relacionados con la inteligencia.

Violeta: relacionada con el cambio. Una buena aliada en el caso de que nos tengamos que enfrentar a situaciones difíciles.

Blanco: vela para conseguir paz y tranquilidad. Puede acompañar a todas las velas anteriores.

 

Info google y salvador suárez

San Antonio de Padua

santonioSan Antonio de Padua, también conocido como san Antonio de Lisboa (Lisboa, 15 de agosto de 1195 – Padua, 13 de junio de1231), fue un fraile, predicador y teólogo portugués, venerado como santo y Doctor de la Iglesia por el catolicismo. Se trata del segundo santo más rápidamente canonizado por la Iglesia, tras san Pedro Mártir de Verona.

Introducción

Nació con el nombre de Fernando Martim de Bulhões e Taveira Azevedo, en el seno de una familia de buena posición en la sociedad lisboeta. Atraído por la vida religiosa, en 1210 se hizo monje agustino en Coimbra. En 1220 se convirtió en fraile franciscano. Viajó mucho, viviendo primero en Portugal y luego en Italia y Francia. En 1221 participó junto con unos 3000 frailes del Capítulo general de Asís (el más multitudinario de los llamados Capítulos de las esteras), donde vio y escuchó en persona a san Francisco. Su convicción, cultura y talento como predicador se mostraron por primera vez en Forlì en 1222. Pronto se divulgó la noticia de la calidad de sus sermones, y Antonio recibió una carta del propio san Francisco con el encargo de predicar y de enseñar Teología a los frailes. Luego, fue comisionado por el mismo Francisco para luchar contra la propagación de la herejía cátara en Francia. Se trasladó más tarde a Bolonia y a Padua. Su capacidad de prédica era proverbial, a punto de ser llamado «Arca del Testamento» por Gregorio IX. Sus mensajes desafiaban los vicios sociales de su tiempo, en forma especial la avaricia y la práctica de la usura. Según los escritos de la época, sus últimas predicaciones realizadas en la cuaresma de 1231 tuvieron un éxito popular notable. Aquejado por continuas enfermedades, perseveraba en la enseñanza y en la escucha de confesiones hasta la puesta del sol, a menudo en ayunas. La multitud de gente que acudía desde las ciudades y pueblos a escuchar las predicaciones diarias le obligó a abandonar las iglesias como recintos de prédica para hacerlo al aire libre. Después de la Pascua de 1231, Antonio se retiró a la localidad de Camposampiero, pero decidió retornar a Padua poco después. Ya en las proximidades de Padua, se detuvo en el convento de Arcella, donde murió prematuramente cuando todavía no alcanzaba la edad de treinta y seis años. La celebración de las multitudinarias exequias y la multiplicidad de milagros en su tumba que se le atribuyeron promovieron su rápida canonización en mayo de 1232, bajo el pontificado de Gregorio IX. En 1946, Pío XII, proclamó a san Antonio de Padua «Doctor de la Iglesia», bajo el título de «Doctor evangélico».

Vida

Antonio nació muy probablemente en Lisboa, de allí que el Martirologio romano lo llama «Lusitanus». La casa donde se estima nació el santo, en el barrio medieval de la Alfama, fue destruida completamente en el terremoto que arrasó Lisboa el 1 de noviembre de 1755 y sólo se conserva un pequeño sótano. Hijo de una familia acomodada de esa 220px-S_ant_lisboa_2ciudad, se lo bautizó con el nombre de Fernando, nombre que cambió por el de Antonio en 1220, cuando entró en la Primera Orden de San Francisco. Se educó en la escuela catedralicia local. Contrariando los deseos de su familia, Fernando ingresó en la abadía agustina de San Vicente en las afueras de Lisboa. Los monjes de la Orden de San Agustín, de la cual él era miembro, eran famosos por su dedicación a los estudios. Fernando estudió las Sagradas Escrituras y la teología de algunos doctores de la Iglesia católica como Jerónimo de Estridón, Agustín de Hipona, Gregorio Magno y Bernardo de Claraval. También estudió los clásicos latinos, como Ovidio y Séneca. Tras obtener el permiso de sus superiores religiosos, se trasladó a la abadía de la Santa Cruz en Coímbra, para continuar sus estudios. En el verano de 1220 cambió de orden y se hizo franciscano. En ese momento adoptó el nombre de Antonio en honor de san Antonio Abad a quien estaba dedicada la ermita franciscana en la que él residía. En la fiesta de Pentecostés de 1221 miles de frailes (Antonio entre ellos) se congregaron en Asís, episodio que ha pasado a la historia como el Capítulo de las Esteras ya que muchos de los frailes ahí reunidos tuvieron que dormir en esteras. Una vez concluida la reunión, el provincial de Bolonia, Fray Graziano lo envió a una pequeña ermita en las montañas del pueblo de Montepaolo para que sirviera como sacerdote. Durante este período comienza su carrera como predicador viajando por todo el norte de Italia y el sur de Francia contra las herejías. Su primer campo de acción apostólica fue la Romaña donde le tocó enfrentarse al catarismo. En la Curia papal, Antonio suscitó en los cardenales y el pontífice Gregorio IX tal admiración con su predicación que «llegó a llamarlo, con epíteto muy propio, “Arca del Testamento”» (Assidua 10, 2). Luego, Antonio fue a Padua. En la Assidua se hace especial hincapié de este período, particularmente de la predicación cuaresmal de 1231, como uno de los más notables de su vida. Antonio enfermó de hidropesía y, en 1231, se retiró al bosque de Camposampiero con otros dos frailes para darse un respiro y tomar nuevos aires. Allá Antonio vivió en una celda construida por él mismo bajo las ramas de un nogal. Murió el 13 de junio de 1231 en el convento de las Clarisas pobres en Arcella, en el camino de regreso a Padua, a la edad de 35 años.

Canonización

San Antonio de Padua es el segundo santo más rápidamente canonizado por la Iglesia católica: 352 días después de su fallecimiento, el 30 de mayo de 1232. En 1263, la ciudad de Padua le dedicó una Basílica que conserva sus restos mortales. Treinta años después de su muerte, el sarcófago donde se encontraba su cadáver fue abierto. Todo su cuerpo estaba ya 300px-Basilica_di_Sant'Antonio_da_Padovacorrupto con excepción de su lengua, lo que provocó una nueva oleada de devoción y la admiración que incluyó a personalidades como Buenaventura de Fidanza. El 16 de enero de 1946, el papa Pío XII proclamó a san Antonio «Doctor de la Iglesia», bajo el título especial de «Doctor evangélico». Se atribuyen a Antonio de Padua numerosos episodios de carácter místico, entre ellos la bilocación, ser entendido y comprendido por los peces cuando las personas despreciaron sus predicaciones, o de llevar en sus brazos al niño Jesús durante una noche. De allí surgieron numerosas representaciones iconográficas alusivas.

Patronazgo

Existe de él un número importante de toponimias. Antonio de Padua es el patrón de Lisboa (Portugal) y de Padua (Italia), donde permanecen sus restos. Además, es santo patrón de otras ciudades, localidades y diócesis, entre ellas: Argentina, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, México y Venezuela.

Tradiciones asociadas

En Portugal, Brasil, España, Perú y algunas otras partes de Hispanoamérica es reconocido como el santo de los matrimonios y el día de su fiesta (el 13 de junio) las muchachas solteras tienen la costumbre de comprar una pequeña imagen de San Antonio y colocarla al revés como castigo hasta que hayan encontrado un buen marido. Esta curiosa tradición ha sido retratada muchas veces en la cultura popular portuguesa e hispanoamericana, aunque la Iglesia católica la ha calificado como «superstición».

Elegua

Eleggua es una de las deidades de la religión yoruba. En la santería sincretiza con el Santo Niño de Atocha o con san Antonio de Padua. Elegua (o también conocido como eleguaLigua, Liwaa, Legua) es el dueño de los caminos y el destino, es el que abre o cierra el camino a la felicidad; es muy travieso y su nombre significa “el mensajero príncipe”.

El Orisha

Elegua es el portero de todos los caminos, del monte y la sabana, es el primero de los cuatro guerreros junto a Ogun, Ochosi, Ozun y Orunmila. Tiene 21 caminos y sus colores son el rojo y el negro. Es válido aclarar que Elegua es conocido como “el de los 201 y los 401” pues se mueve entre los ángeles que están a la derecha (los 401) y los que están a la izquierda (los 201). Tiene el poder sobre ambos lados, controla los reinos del mal y del bien, él crea el balance entre las dos fuerzas, a la vez que tiene dominio sobre ellas. Muy notable es la coincidencia con los distintos panteones de la cultura global, en los cuales se observa frecuentemente la existencia de una deidad que siempre recibe las ofrendas primero que el resto de las deidades. Eleggua es una deidad muy dada a hacer trampas, y a la vez es quien comanda los ejércitos. Puede decirse que el favorito del Dios superior de su panteón.

Familia

En uno de sus caminos fue hijo de Okuboro y Añagui, reyes de la región de Egbá y en otro, de Obatalá y Yembo, hermano de Dada, Ogun, Ochosi y Osun y hermano ejemplar de chango y Orunmila (ilde orula).

Ofrendas y bailes

A Elegua se le ofrenda pescado y judía ahumada, maíz tostado, coco, manteca de corojo, collar eleguaaguardiente, tabaco, dulces y caramelos de todo tipo. Sus elekes son de cuentas rojas y negras alternadas.

Patakki de Elegua 

Furibundo con sus descendientes al saber que Oggún había querido tener relaciones sexuales con su propia madre, Obatalá ordenó ejecutar a todos los varones. Cuando nacióShangó, Eleggua (su hermano) se lo llevó escondido a su hermana mayor, Dadá, para que lo criara. Al poco tiempo nació Orula, el otro hermano, Eleggua, también temeroso de la ira de Obatalá, lo enterró al pie de la ceiba y le llevaba comida todos los días. El tiempo transcurrió y un buen día Obatalá cayó enfermo. Eleggua buscó rápido a Shangó para que lo curara. Luego de que el gran médico Shangó curó a su padre, Elegguá aprovechó la ocasión para implorar de Obatalá el perdón de Orula. Obatalá accedió y concedió el perdón. Shangó lleno de gozo cortó la ceiba y de ella labró un hermoso tablero y junto con él le dio a su hermano Orunmila el don de la adivinación. Desde entonces Orunmiladice: “Maferefum (bendición) Eleggua, maferefum Shangó, Elegbara”.

 

Info google y salvador suárez